Los principales escenarios de riesgo para el financiamiento al terrorismo se dan en operaciones financieras internacionales, especialmente hacia o desde regiones catalogadas como de alto riesgo de actividades terroristas, según el estudio que se ha hecho sobre el tema dentro de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

En el 2019, dentro de las guías que emitió la autoridad para todo el sistema financiero compuesto por más de 5,000 entidades, la CNBV, especialmente su área de Supervisión de Procesos Preventivos, publicó un documento no vinculante con el fin de ayudar a las instituciones financieras a tener una mejor comprensión del riesgo de financiamiento al terrorismo, y que así puedan orientar sus metodologías para prevenir dicho ilícito.

En el documento, el cual no es público pero al que este medio tuvo acceso, se explica que es necesario mejorar y actualizar el entendimiento de los riesgos de financiamiento al terrorismo por parte de las instituciones financieras, con el fin de cumplir con los estándares del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI).

“Resulta indispensable que los países y sujetos supervisados realicen una serie de acciones en consonancia (con el GAFI), para reforzar y robustecer su régimen preventivo. Entender las técnicas con las que los terroristas se hacen de recursos, los canales en los que se mueven, su administración financiera de apoyo, facilita que los países tomen acciones específicas para bloquear e interrumpir el apoyo financiero al terrorismo”, se lee en el documento.

Sustancia

La guía detalla escenarios de riesgo de financiamiento al terrorismo, especialmente los vinculados a las transacciones internacionales para envío o recepción de fondos por medio de transferencias desde o hacia ubicaciones de mayor riesgo de actividades terroristas.

Cabe señalar que el GAFI ha declarado a Irán y Corea del Norte como jurisdicciones de alto riesgo respecto al lavado de dinero y financiamiento al terrorismo, debido a sus deficiencias estratégicas para prevenir, combatir y castigar estos ilícitos, especialmente los que tienen que ver con las actividades terroristas y la proliferación de armas masivas.

El documento enfatiza en la movilidad de recursos que pueden realizar para este ilícito, vía las organizaciones sin fines de lucro (OSFL), que son uno de los principales vehículos para financiar el terrorismo de acuerdo con la experiencia internacional.

“Múltiples cuentas personales y comerciales o cuentas de OSFL u organizaciones benéficas que pudieren estar utilizándose para recolectar y canalizar fondos a un pequeño número de beneficiarios extranjeros en zonas de conflicto o riesgo de terrorismo”, enlista el documento como uno de los escenarios de riesgo de financiamiento al terrorismo.

En total, son 16 escenarios de riesgo que expone la autoridad en el rubro de operaciones internacionales y 16 referentes a escenarios relacionados con operaciones inusuales o sospechosas.

En México, aunque no haya un caso documentado de financiamiento al terrorismo, las autoridades han señalado que el país tiene el riesgo de ser utilizado como plataforma para financiar actividades terroristas debido a su posición geográfica, la porosidad de su frontera con Estados Unidos y la corrupción.

De acuerdo con Iván Alemán Loza, exvicepresidente de Procesos Preventivos de la CNBV, esta guía sirve como un preámbulo de la segunda Evaluación Nacional de Riesgos, la cual está pronta a emitirse y delineará más el camino para que las entidades ajusten sus matrices de riesgo para la detección de ese ilícito.

En qué hay que estar alertas

Sugerencias de la autoridad a instituciones financieras para detectar el financiamiento al terrorismo:

  • Robustecer políticas de incorporación de clientes, para no iniciar relación con aquellos que pudieran estar identificados como vulnerables al financiamiento al terrorismo.
  • Fortalecer políticas de identificación del cliente, para identificar escenarios de mayor riesgo del ilícito.
  • Generar alertas para facilitar el análisis del monitoreo transaccional.
  • Tener las herramientas para facilitar la revisión de los expedientes de identificación.

[email protected]