En el penúltimo mes del 2016, pese al entorno de incertidumbre, el financiamiento de la banca comercial al sector privado siguió con un crecimiento de doble dígito. En esta ocasión el repunte fue de 12.4% anual, con un aumento importante en el crédito otorgado a empresas.

El Banco de México (Banxico), en sus Agregados Monetarios y Actividad Financiera, detalló que en noviembre el saldo del financiamiento otorgado por la banca comercial al sector privado ascendió a 3.8 billones de pesos, 12.4% más que los 3.3 billones de noviembre del 2015.

Al interior, el financiamiento de la banca al sector consumo repuntó 9.2% a tasa anual y se ubicó en 925,300 millones de pesos. En tanto, el otorgado a la adquisición de vivienda creció 6.7% en el periodo, para quedar en 700,000 millones de pesos.

Pero el financiamiento que más creció en noviembre del 2016 en contraste con noviembre del 2015 fue el destinado a empresas y personas físicas con actividad empresarial, que despuntó 17.5% a tasa anual y el saldo se colocó por arriba de 2 billones de pesos.

En cuanto al destinado a los intermediarios financieros no bancarios, el financiamiento de la banca comercial mostró un decrecimiento anual en noviembre y se ubicó en 98,700 millones de pesos.

Al interior del sector empresarial, el crecimiento más importante del financiamiento se dio en el rubro minero, donde el incremento anual fue de casi 80%; mientras que en el sector servicios y otras actividades (el más importante de esta cartera) aumentó 21.5%, y en manufacturas fue de 11.5 por ciento.

Por su parte, al interior del financiamiento al consumo, en tarjetas de crédito el aumento anual en noviembre fue de 6.5%; en los créditos de nómina el alza fue de 10.4%; en los personales de 11.3%, y en bienes de consumo duradero (en los que se incluyen los automotrices) de 16.4 por ciento.

Para la banca de desarrollo aumentó 21%

En tanto, el financiamiento de la banca de desarrollo otorgado al sector privado también creció 21.2% en noviembre del 2016, al compararse con el mismo mes del 2015, y el saldo se ubicó en 497,200 millones de pesos.

Al consumo, el crédito aumentó 13.5%; en vivienda el alza fue de apenas 2.8%; en empresas y personas físicas con actividad empresarial hubo un crecimiento importante de 21.7%, lo mismo que en intermediarios financieros no bancarios, donde el repunte fue de 26.1 por ciento.

eduardo.juarez@eleconomista.mx