Parece que a los bancos que operan en México no les pegó de forma negativa la volatilidad e incertidumbre registradas en los primeros meses del año, principalmente por el efecto Trump, pues sus utilidades siguieron con crecimientos importantes.

De acuerdo con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), la utilidad de la banca alcanzó en febrero los 23,400 millones de pesos, cifra 34.5% mayor a la registrada en el mismo mes del 2016.

El crecimiento en el resultado neto se acredita, en gran medida, al aumento en el resultado por intermediación de 197.7% (6,000 millones de pesos) que, a su vez, se concentra fundamentalmente en los movimientos que registraron dos instituciones en el resultado por valuación a valor razonable y en el resultado por valuación de divisas , precisa.

Pero también la cartera de la banca continuó con alzas al cierre de febrero. El órgano regulador informó que ésta tuvo un repunte de 11.7% anual y el saldo se ubicó en 4.3 billones de pesos.

Los créditos comerciales crecieron 12.0% en el periodo con un saldo de 2.7 billones de pesos, y al interior de este portafolio, el financiamiento a empresas aumentó 13.3% anual; el de entidades financieras 22.8%; y el de entidades gubernamentales 5.1 por ciento.

En tanto, la cartera de crédito al consumo tuvo un alza, en su comparación anual, de 12.0%, y dentro de éste la tarjeta de crédito registró un repunte de 8.9%; los créditos personales 14.5%; los de nómina 11.9%; y los destinados a adquisición de bienes de consumo duradero 20.0 por ciento.

En vivienda, la cartera crediticia de la banca aumentó 10.2% anual en febrero, con un saldo de 696,000 millones de pesos.

A la par, la morosidad total sigue a la baja, al pasar de 2.60% en febrero del 2016 a 2.19% en febrero de este año. En los créditos comerciales, ésta fue de 1.40% contra 1.90% de un año antes. En vivienda disminuyó de 3.33 a 2.64 por ciento. En consumo hubo un ligero repunte de 4.16 a 4.26 por ciento. Al interior de este último, las tarjetas, los personales y de nómina presentaron ligeras alzas.

En cuanto a captación, la CNBV refiere que creció 14.3% anual para quedar en 4.8 billones de pesos. Los depósitos de exigibilidad inmediata crecieron 16.2% anual; y los depósitos a plazo del público en general 12.9 por ciento.

[email protected]