Debido a la creciente facilidad para obtener un crédito hipotecario para los extranjeros en Estados Unidos (EU), además de una baja histórica en las tasas de interés, los mexicanos invirtieron 5,800 millones de dólares para adquirir una vivienda  en ese país durante el 2020, según la firma Milo Credit.

De acuerdo con un análisis de la firma respecto al comportamiento de los extranjeros en el mercado de la vivienda en Estados Unidos, los mexicanos ocuparon el tercer lugar como los mayores compradores extranjeros de vivienda durante el 2020, sólo después de los inversionistas de China y Canadá, que destinaron 11,500 millones de dólares y 9,500 millones de dólares, respectivamente.

“El incremento en la compra de propiedades en EU obedece, principalmente, a la creciente facilidad para obtener un crédito hipotecario para los extranjeros aunado a una baja histórica en la tasa de interés”, explicó la firma dedicada a apoyar a inversionistas globales en el proceso de solicitud y aprobación de créditos en el vecino país del norte.

En el análisis se detalla que en comparación con el 2019, los mexicanos incrementaron el valor de su participación durante el 2020 en la compra de vivienda en 56%, al pasar de una inversión de 3,700 millones de dólares a 5,800 millones de dólares.

Según el documento, los cinco destinos preferidos para la adquisición de vivienda por parte de los mexicanos fueron: Texas, Florida, California, Arizona e Illinois.

Josip Rupena, director general y fundador de Milo Credit, explicó que todavía hace algunos años los bancos en Estados Unidos rechazaban las solicitudes de crédito de los extranjeros o solicitaban un enganche o mensualidad mayor; sin embargo, han surgido empresas financieras en aquel país que han abierto la oferta respecto a los financiamientos hipotecarios.

“Muchas veces, por el simple hecho de ser extranjero, los bancos te rechazaban o te hacían perder el tiempo con una gran cantidad de requisitos… Modelos como el de Milo Credit han permitido que estas cifras que vemos actualmente en el mercado sean una realidad”, según Rupena.

En el análisis se destaca que el mercado de bienes raíces ha sido considerado históricamente como uno de los más seguros para invertir capital, ya que las dinámicas de apreciación y sus potenciables beneficios de renta hacen atractiva la adquisición de un inmueble.

“Esto, sumado a una experiencia de préstamo completamente digital, ha permitido que el mercado sea más dinámico y abra las puertas a clientes extranjeros, quienes veían limitaciones en el mercado por no encontrar la propiedad adecuada, el costo o por no conseguir una fuente de financiamiento”, detalla la firma.

Nuevas formas

De acuerdo con Rupena, existe un área de oportunidad para que más mexicanos puedan adquirir su vivienda en Estados Unidos, con firmas que ofrecen experiencias digitales apoyadas en la tecnología.

“Modelos como Milo Credit han permitido que estas cifras que vemos actualmente en el mercado sean una realidad. Le hemos dado acceso a miles de personas a créditos hipotecarios por millones de dólares en Estados Unidos, un mercado que antes era muy difícil de conquistar para extranjeros”, destaca Josip Rupena.

El funcionario apunta que la firma ha destinado créditos con un monto mínimo de 150,000 dólares, por lo que se abre el abanico de oferta en un segmento que antes estaba concentrado en niveles económicos altos.

A inicios del 2021, Milo Credit recibió 6 millones de dólares en capital semilla, los cuales han sido utilizados para la innovación en tecnología y en el crecimiento de la plataforma.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx