Con dos proyectos en el Congreso chileno que buscan un segundo retiro de fondos, la agencia Bloomberg elaboró un artículo llamado “Chilenos arrasan con millones de dólares de sus jubilaciones” en el cual destaca que los retiros de los fondos de pensiones podrían aumentar hasta 30,000 millones de dólares de prosperar uno de las iniciativas y que en el caso del primero tuvo un positivo efecto en la economía.

“Los chilenos se están preparando para una segunda ronda de retiros anticipados de pensiones después de gastar 17,000 millones de dólares en fondos de pensiones para la compra de bienes de consumo y el pago de deudas”, destacó el artículo.

Un proyecto de ley que otorga un nuevo acceso al dinero de pensiones en medio del brote de coronavirus se votará en el Senado, mientras que otra legislación respaldada por el Gobierno podría debatirse en los próximos días.

Si una de las propuestas se promulga como ley, como se espera, los retiros totales podrían rebajar unos 30,000 millones de los 200,000 millones de dólares que se mantienen en los fondos. Si bien los cambios apuntan a aliviar el impacto económico de la pandemia, también son parte de una lucha más amplia por el futuro de las pensiones privadas en Chile.

El sistema actual, implementado durante la dictadura de Augusto Pinochet, es el blanco de manifestantes por sus bajos pagos a los jubilados. Los detractores lo consideran una causa de desigualdad en un país con grado de inversión capaz de gastar más en su gente, mientras que los inversionistas dicen que los fondos son la base de los crecientes mercados de capital.