Las empresas mexicanas están apostando por financiarse para buscar oportunidades de fortalecimiento, por lo que se prevé un crecimiento acelerado de las Fintech en México, al ser pionera de la nueva industria financiera, consideró Allan Apoj, director de Credijusto.

De acuerdo con el más reciente reporte “Termómetro Fintech: los retos de la regulación”, desarrollado por Endeavor México, el volumen anual de operación de las Fintech en México es superior a los 68,000 millones de pesos, y aunque su volumen de operación en conjunto apenas alcanza el de un banco tradicional, la tendencia viene en alza para los próximos años.

El directivo de la empresa fintech que actualmente emplea a más de 150 personas, dijo: “Los usuarios está confiando cada vez más en las nuevas opciones de servicios financieros. Conforme incremente la adopción, madure la oferta y lleguen nuevos jugadores al mercado, las personas van a tener acceso a servicios de mayor calidad. Es una bola de nieve que ya no se puede detener”.

Abundó, estamos en una época de muchos cambios, pero no veo ningún motivo de alarma, sino todo lo contrario. “En Credijusto.com siguen aumentando las solicitudes de crédito, lo que nos habla de que las empresas mexicanas están apostando por financiarse para buscar oportunidades de fortalecimiento. Esto me parece una señal muy positiva de que la gente está confiando en el mercado”.

Citó al reporte de Endeavor México, en el que se identificó más de 500 fintechs operando en México, 394 de las cuales fueron creadas en nuestro país. De ellas, 7 concentran el 80% del capital de inversión y emplean a más de 100 personas. Solamente en 2018 el crecimiento en el número de empresas registradas ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) fue de 12%, lo que coloca a México, junto con Brasil, como uno de los mayores mercados en Latinoamérica.