Un nuevo escándalo, luego del de Ficrea, dentro de una de las principales sociedades financieras populares (sofipos) del país podría gestarse en caso de que los trabajadores de Libertad Servicios Financieros se vayan a huelga el próximo 23 de enero si no llegan antes a un acuerdo con el consejo de administración de la entidad.

Yvett de Guadalupe Coutiño, apoderada legal del Sindicato Nacional de Trabajadores y Empleados en Cooperativas de Cajas de Ahorro y Préstamos, explicó que el motivo de la inconformidad de los trabajadores se debe a que desde diciembre del 2012, cuando Martín Díaz Álvarez asumió la presidencia de Libertad Servicios Financieros, se les eliminaron prestaciones que venían incluidas en su contrato colectivo de trabajo.

(La reducción de prestaciones) afectó por lo menos a 80% de la plantilla de Libertad de Servicios Financieros (...) Estamos emplazando a huelga pidiendo 23% de incremento salarial, con el fin de más o menos compensar únicamente salarios, más el pago de prestaciones adeudadas , explicó la apoderada legal del sindicato titular del contrato colectivo de trabajo que rigen las relaciones obrero-patronales de la sofipo.

En diciembre del 2012, Martín Díaz Álvarez asumió la presidencia del consejo de administración de la sofipo más grande en cuestión de activos del país, en sustitución de José Antonio Rico, que quedó como vicepresidente. Sin embargo, debido a un señalamiento de presunto fraude por el caso Oceanografía, Díaz Álvarez renunció a la presidencia de la sofipo, en marzo del 2014 Carlos Septién Michel tomó el cargo.

Cuestionada respecto de si con la llegada de Septién Michel las negociaciones habían avanzado, Coutiño explicó que en ningún momento el consejo de administración ha tenido la apertura para revertir la situación en beneficio de sus trabajadores, por lo que si el próximo 19 de enero, cuando se realice una audiencia en la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, no se llega a un acuerdo, la huelga estallará.

El motivo que hizo que estallara la inconformidad de los trabajadores se basa prácticamente en que con la llegada de Díaz Álvarez llegó una nueva empresa de outsourcing, misma que tomó el control de cerca de 2,000 empleados, los cuales resultaron afectados por la reducción de prestaciones laborales establecidas en su antiguo contrato colectivo. Se estima que en la actualidad la plantilla laboral de la sofipo asciende a 1,300 trabajadores.

Entre las prestaciones laborales que se eliminaron la ayuda de transporte, de útiles escolares, despensas y fondos de ahorro, ayudas que variaban de acuerdo al salario de cada trabajador.

Aunque la ley establece que la huelga es una suspensión temporal de las labores de la institución donde se genere, la autoridad tiene que considerar qué implicaciones tendría el estallido de ésta, pues así como puede operar parcialmente con sólo algunas sucursales abiertas puede suspenderse toda operación dentro de la institución.

A junio del 2014, Libertad Servicios Financieros contaba con 1 millón 764,143 clientes, 156 sucursales y activos por más de 10,000 millones de pesos, lo que significa 36.74% del total de activos de las 44 sofipos que en ese momento operaban.

[email protected]