La era de las tasas hipotecarias por debajo de 3% puede haber quedado atrás. El cambio de política de la Reserva Federal de Estado Unidos (Fed) podría tener repercusiones importantes para los compradores de viviendas, de acuerdo con el sitio de noticias MarketWatch.

Como parte del programa de estímulo, la Fed ha comprado activos respaldados por hipotecas por valor de 40,000 millones de dólares cada mes. Estas compras han inyectado toneladas de liquidez a la industria hipotecaria, lo que ha permitido a los bancos bajar las tasas de interés a mínimos históricos.

Sin embargo, la semana pasada, la Fed advirtió que pronto comenzará a reducir paulatinamente su compra de bonos respaldados por hipotecas (el llamado tapering), programa que fue implementado en el 2020 para impulsar la economía tras el impacto de la pandemia de Covid-19. Reducir la actividad de compra de bonos podría tener importantes repercusiones para la industria hipotecaria y el mercado de la vivienda.

¿A dónde irán ahora las tasas hipotecarias?

Las tasas de interés de los préstamos hipotecarios se han mantenido por debajo de 3% desde julio, y durante la mayor parte de este año se han mantenido por debajo de ese umbral.

Al 23 de septiembre, la hipoteca de tasa fija a 30 años promedió 2.88%, mientras que la hipoteca de tasa fija a 15 años promedió 2.15%, según Freddie Mac.

Sin embargo, eso podría cambiar en las próximas semanas. “En el momento en que la Fed comience a retroceder (en sus compras), tendrán un efecto inmediato”, dijo George Ratiu, director de investigación económica de Realtor.com. Pero incluso antes de que la Fed tome medidas para reducir sus esfuerzos de compra de bonos hipotecarios, las tasas podrían subir.

“No es probable que las tasas se disparen hacia 5% en el corto plazo”, dijo Ratiu. Él proyecta que las tasas hipotecarias se acercarán 3.5% a principios de 2022 y podrían acercarse a 4% a fines del próximo año.

Los aumentos de tasas podrían frenar la demanda de vivienda.

La Fed señaló que puede haber un aumento en su tasa de interés de referencia en el 2022 que por el momento se encuentran en un rango de 0.0 a 0.25 por ciento.

Los precios de las viviendas siguen aumentando, pero el inventario sigue siendo bajo.

valores@eleconomista.mx