Inversionistas Globales deshacen posiciones en México durante las tres primeras semanas del año y reducen en 1% su participación en el mercado de bonos nacional, advirtió un análisis del Instituto Internacional de Finanzas (IIF).

El ajuste de portafolios se extendió también sobre el mercado accionario mexicano, donde estiman que se acotó la tenencia en 0.1 por ciento.

En su reporte trimestral sobre tendencias de asignaciones de cartera, el instituto explica que estos retornos forman parte del éxodo de capitales que vivieron 28 mercados emergentes en los mismos 21 días, resultado de una renovada aversión al riesgo, guiada por eventos en la Bolsa de China y las caídas en los precios del petróleo.

El instituto que asocia a las mayores firmas de fondos de inversión, bancos globales, aseguradoras y calificadoras de riesgo, cuantifica las salidas totales del mercado de bonos de los 28 mercados emergentes, incluido México, en 24,000 millones. Esto sólo en las tres primeras semanas del año.

El IIF estima que México está subponderado en los portafolios de los inversionistas, lo que significa que podrían continuar reduciendo sus posiciones de persistir la aversión al riesgo.

El instituto lista 30 mercados emergentes que en los mismos 21 días fueron objeto de ajuste en las posiciones de cartera. Enumeración encabezada por China, que perdió 3% de la participación en los portafolios de los inversionistas; Corea, para quien deshicieron posiciones en 2%, y Líbano, que perdió 1.8% de las inversiones en las carteras.

En contraste, los inversionistas mostraron interés en el mercado de Japón y de economías del oeste europeo.

Según la observación del IIF, sólo dos mercados del listado se salvaron de este ajuste a la baja y son Colombia y Tailandia.

De acuerdo con el reporte del IIF, el ajuste de portafolios también fue observado en el mercado accionario; Arabia Saudita y Filipinas sufrieron las mayores pérdidas en las carteras, de 1.1 y 1%, respectivamente.

En contraste, los mercados accionarios de Bulgaria y Corea recuperaron atractivo y alcanzaron aumentos en los portafolios de 0.2% y 0.1 puntos, respectivamente.

Pese a las salidas, el IIF considera que no han tenido ni la velocidad ni la profundidad que alcanzaron en agosto, cuando China inesperadamente devaluó su moneda, acelerando una serie de ventas de bonos de emergentes.

Maduros, safe heaven

La aversión al riesgo mundial condujo a los inversionistas a buscar la certidumbre de bonos japoneses y de Estados Unidos.

De hecho, estiman que el mercado de bonos de EU registró un atractivo equivalente a 0.4 % en las carteras, esto en las mismas tres semanas del año.

Mientras, el de Japón inscribió también un saldo positivo de 0.1 % en las posiciones de inversionistas.

La SHCP descarta fuga

Por su parte, en entrevista radiofónica, Luis Madrazo, titular de la Unidad de Planeación Económica de la Secretaría de Hacienda, negó que la depreciación del peso se deba a la fuga de capitales.

Recordó que México colocó 2,250 millones de dólares en bonos globales a 10 años y la demanda por estos bonos mexicanos fue de 2.9 veces el monto colocado. Ésta es la prueba más clara de que hay un apetito muy grande por parte de los inversionistas por traer dinero al país.