La banca de desarrollo debe ser un complemento de la banca comercial y debe mantener la misión de apoyar el crédito como agente de segundo piso, aseguró Luis Peña, vicepresidente de la Asociación de Bancos de México (ABM).

Comentó que el Programa de Garantías de Nacional Financiera es un magnífico ejemplo de cómo la banca de desarrollo puede potenciar el crédito en México, al igual que los programas de Bancomext y Banobras.

No conocemos a detalle las modificaciones que se están planteando en el Senado, pero lo que nos preocuparía en concreto como gremio es que se pretenda volver a la banca de desarrollo un competidor de la banca comercial , aseguró Peña.

El también Director de HSBC México explicó que en los países donde funciona bien la banca de desarrollo, ésta es una aliada de la banca comercial y de las empresas. Por lo que si se convierte en un competidor, perdería su razón de ser, que es la de promover el crédito.

[email protected]