Panamá.- La crisis económica internacional desatada en 2008 todavía no ha terminado, aunque América Latina la enfrenta con mejores expectativas que Estados Unidos y Europa, dijo este lunes el presidente de la Federación Latinoamericana de Bancos, Oscar Rivera.

"De la crisis todavía no estamos saliendo", dijo Rivera, quien achacó a la Reserva Federal, el banco central de Estados Unidos, el origen de la crisis por su falta de mayores controles sobre las instituciones financieras, además de una falta de diálogo entre reguladores y regulados.

"Aquí hay que llevar, como se dice, al caballo con las riendas un poco más ajustadas, pero el caballo desbocado que hubo en un momento dado aún no lo podemos meter al corral al ciento por ciento", expresó Rivera en una conferencia de prensa.

La actual situación económica y financiera "sigue realmente preocupándonos a todos", añadió.

"El mercado norteamericano no está consumiendo lo que consumía antes", porque los estadounidenses destinan los préstamos para pagar deudas y atender compromisos bancarios, pero no para consumir, dijo Rivera, quien visita Panamá invitado por la asociación nacional de bancos.

Rivera destacó que los bancos latinoamericanos cumplieron en 2010 algunos estándares internacionales exigidos para 2019 destinados a ahorrar parte de sus activos para tiempos de crisis.

"Me atrevo a decir que un 99.9% de las instituciones financieras y bancarias de América Latina, a diciembre de 2010, ya cumplimos las normas y algunas muchas por exceso de lo que se está exigiendo en la banca internacional y mundial para el año 2019", dijo Rivera, quien es peruano.

La Federación, fundada en 1965, aglutina a las asociaciones bancarias de 19 países latinoamericanos, que en conjunto representan a más de 500 bancos.

APR