Una primera alza de tasas de 25 puntos base, como lo espera el consenso para estos días tanto en Estados Unidos como en México (aunque también pudiera darse hasta el primer trimestre del 2016), no implicaría un mayor encarecimiento del crédito en el país, de acuerdo con la Asociación de Bancos de México (ABM).

Luis Robles Miaja, presidente del organismo, destacó que una fuerte competencia en el sector bancario mexicano y la estabilidad económica del país incidirían en que las instituciones decidieran mantener los costos de sus productos financieros.

Varios colegas nuestros han afirmado que no van a subir tasas, que van a mantener, por competencia, el nivel de los precios que hoy tienen (...); al contrario, vemos que siguen bajando las tasas hipotecarias; las tasas de automóvil, las tarjetas, todos los segmentos. Es gracias a la estabilidad económica que tiene el país, pero también a la competencia , destacó.

En el tema hipotecario, refiere, en el que ahora se permite que el cliente cambie su crédito a una institución que le brinde mejores condiciones, sería muy difícil que los bancos subieran sus tasas. Si yo banco no aguanto mis tasas, pues llega el banco de enfrente y se lo lleva, por lo cual yo voy a hacer lo posible porque eso no suceda .

En este sentido, Luis Robles, quien también es presidente de BBVA Bancomer, consideró que una primera alza de tasas de 25 puntos base, como estima el consenso, sería una pequeña acción que realmente no tenga un efecto trascendental en los mercados.

En lo que sí deberá ponerse atención, dijo, es en la gradualidad de normalización de la política monetaria por parte de la Fed.

Y yo espero que en cualquier caso este mensaje dé una expectativa clara en los mercados y permita que se regularicen, y que nuestro país, nuestra moneda y otras variables puedan mantenerse , enfatizó.

Luis Niño de Rivera, vicepresidente de la ABM, destacó que Estados Unidos van casi 10 años que no sube sus tasas, por lo que coincide en que hay que esperar la reacción de los mercados, ahorradores e inversionistas, para ver cómo se comportará la economía. Lo único que no pueden hacer es echar a perder la recuperación de la economía de Estados Unidos y del resto del mundo .

Regresar a tasas variables en vivienda, catastrófico

Por otra parte, Luis Robles comentó que regresar a tasas variables en los créditos hipotecarios sería catastrófico, toda vez que esta situación es la que ha provocado crisis financieras en algunos países.

Hoy en México, las tasas hipotecarias son históricamente bajas y van desde 8 a 11%, en promedio, y a plazos de hasta 20 años.

Uno de los problemas de las crisis que se dieron en otros países fue precisamente las tasas variables; ya que a una persona le subían al doble, al triple, era imposible que pudiera cumplir con sus obligaciones. Fue malo para las personas, pero también tuvo un costo para los bancos. Entonces nuestro deseo sería que esos mecanismos no se apliquen en México , puntualizó.

eduardo.juarez@eleconomista.mx