En marzo de este año, el crédito vigente otorgado por la banca comercial al sector privado, registró una caída de 12.5% en su comparación con el mismo mes del 2020. Con ello, el saldo se ubicó en 4.58 billones de pesos, de acuerdo con los Agregados monetarios y actividad financiera dados a conocer por el Banco de México (Banxico).

Es el octavo mes consecutivo en que el crédito de la banca múltiple al sector privado registra caída, aunque este último dato (-12.5%) es el más fuerte desde agosto. Ello obedecería a que en marzo del 2020, empresas hicieron efectivas sus líneas de crédito que tenían disponibles con los bancos, a fin de hacer frente a las eventualidades económicas que se acercaban por los efectos de la pandemia.

Fue en agosto del 2020 cuando se registró el primer decrecimiento del crédito bancario al sector privado. Ese mes la caída fue de 1.4%, y de ahí cada vez ha sido más pronunciada. En septiembre fue de 1.6%, en octubre de 2.5%, en noviembre de 4.2%, en diciembre de 4.6%; enero del 2021 de 5.1%; en febrero de 6.0%, y ahora de 12.5 por ciento.

Directivos de bancos estiman que, dado el avance en la vacunación y la reapertura de la economía, a partir de los próximos trimestres, pero más a partir del segundo semestre del 2021, haya un mayor dinamismo en la demanda de crédito de parte de los diferentes sectores.

Cartera comercial, con la contracción más pronunciada

El documento del Banxico precisa que al cierre de marzo pasado, la cartera de empresas y personas físicas con actividad empresarial, mostró una caída real anual de 16.5% para ubicar el saldo en 2.57 billones de pesos. Prácticamente en todos los sectores de este segmento hubo contracción del crédito.

Por su parte, el portafolio de consumo mostró una caída de 13.3% en marzo en su comparación anual, con un saldo que se ubicó en 952,400 millones de pesos.

Dentro de esta cartera, los créditos personales mostraron la contracción más pronunciada de 24%; mientras que en tarjeta de crédito fue de 15.5%; en créditos de nómina de 7.7%; y en crédito para la adquisición de bienes de consumo duradero de 4.7 por ciento.

Vivienda sigue con crecimiento

En contraparte, el crédito para vivienda siguió con crecimiento durante marzo, de 3.7%, para un saldo de 997,500 millones de pesos.

El crédito destinado a intermediarios financieros no bancarios, en tanto, se desplomó 38.4% en marzo para un saldo de 61,700 millones de pesos.

Caída cada vez más pronunciada

2020

  • Agosto: -1.4%
  • Septiembre: -1.6%
  • Octubre: -2.5%
  • Noviembre: -4.2%
  • Diciembre: -4.6%

2021

  • Enero: -5.1%
  • Febrero: -6.0%
  • Marzo: -12.5%

Fuente: Banxico.

eduardo.juarez@eleconomista.mx