Aunque no en el corto plazo, con la entrada de la plataforma CoDi (cobros y pagos digitales desde el celular) que se pondrá en marcha en aproximadamente un mes, iniciaría el desplazamiento, poco a poco, de las terminales punto de venta (TPV) y otras herramientas similares que hoy se utilizan para realizar cobros y pagos.

Hoy los comercios que se han involucrado en el tema de pagos digitales contratan con su banco el servicio de TPV o algún otro agregador, para cobrar con tarjetas. Sin embargo, deben pagar comisiones a la institución. Con el CoDi, además de que no cobraría comisiones  —como lo han dicho las autoridades—, el pago sería inmediato, desde el celular.

“Evidentemente no es cuestión ni de semanas ni de meses, podrá ser de años, pero la dirección es la correcta. Hay algunas economías donde esto ya va más avanzado y la terminal punto de venta ya prácticamente no la utilizan. Ahí estaremos en poco tiempo, porque suponemos que podemos ir a una velocidad superior a la que fueron estas economías en su momento”, reconoció hace unos días Marcos Martínez Gavica, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM).

La idea es que los más de 60 millones de teléfonos inteligentes que hay en el país, de acuerdo con cifras del Banco de México (Banxico), puedan utilizarse para realizar cobros y pagos electrónicos, al contar con la tecnología del CoDi que corre por la carretera del Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) que administra el propio organismo central.

“El teléfono celular, por mucho, es el mecanismo más utilizado, se vuelve algo realmente sencillo para los usuarios del sistema financiero, en donde la sucursal ya no va a existir si no tienes a qué ir. Donde vas a poder hacer transferencias de dinero, ya hoy se puede, pero se podrá hasta de persona a persona, ni siquiera tendrás que ir al banco o al cajero, con tu teléfono enfrente del otro señor, te va a hacer la transferencia y vas a poder comprar y vender cosas”, agregó el presidente de los banqueros.

El vicepresidente de la ABM, Carlos Rojo, refirió por su parte que más que competir con la tecnología que ya existe, el CoDi vendrá a complementarla. “Eventualmente y conforme va evolucionando, iremos viendo cómo una va supliendo a la otra, pero además nos va a permitir avanzar a un mayor ritmo en el tema de la bancarización en el país y seguramente la tecnología permitirá que los costos de hacer todo esto vayan disminuyendo”.

Esta plataforma será presentada en aproximadamente un mes, en el marco de la convención bancaria en Acapulco, Guerrero.

¿Cómo funcionará el CODI?

Según lo ha explicado el Banxico, el CoDi operará de la siguiente manera una vez que los bancos hayan instalado la tecnología en sus aplicaciones móviles:

El vendedor prepara la solicitud de pago mediante su dispositivo móvil o con códigos QR estáticos en sus productos.

Con su teléfono móvil el comprador identifica la cuenta y monto de pago que le solicita el vendedor (mediante QR, NFC o Internet), la acepta y envía la transferencia.

El banco del comprador recibe los detalles de la transferencia y, una vez validada, la envía vía SPEI o la procesa en el mismo banco y da aviso al servicio de notificaciones para que informe al comprador y vendedor.

El SPEI liquida la operación. El banco del beneficiario notifica del abono en la cuenta del vendedor al servicio de notificaciones y éste mismo servicio notifica el estado del pago a los usuarios. El vendedor recibe su comprobante de depósito y el comprador recibe su comprobante de pago.

De acuerdo con información del Banxico, otros países con iniciativas similares en las que se utiliza el QR para cobros y pagos vía celular, son: Países Bajos, India y China.

Más de 900,000 TPV en el país

El Reporte de Inclusión Financiera 2018 refiere que a junio del 2017 había 920,543 TPV distribuidas en 68% del total de municipios en el país (1,662) en donde habita 86% de la población adulta, las cuales corresponden casi en su totalidad a la banca comercial. Éstas han registrado un crecimiento importante en los últimos años, pues, de acuerdo con el mismo reporte, al cierre del 2012 había 556,000 TPV.

Agregadores, inconformes

Los agregadores son dispositivos (no TPV) que se venden a los comercios para que puedan aceptar pagos con tarjeta.

En los últimos años, a través de esta figura, se ha logrado que más comercios tengan acceso a estos canales. Sin embargo, en los comentarios recibidos por el Banxico ante la propuesta del CoDi, la Asociación de Agregadores de Medios de Pago (Asamep) manifestó su inconformidad porque no están incluidos estos jugadores, al menos en la primera etapa.

“Se está dejando fuera al segmento que agrupa a 50% de los comercios del país que aceptan pagos electrónicos y que ha sido el principal motor de crecimiento de la red de pagos en los últimos cinco años. Bajo el esquema actual, CoDi perpetuará un modelo basado en la banca tradicional, el cual claramente no ha logrado traer competencia suficiente al sector de servicios financieros en México”, señala el documento.