Una vez que la Comisión Federal de Competencia (Cofeco) consideró neutral el impacto en la competencia del sector bancario por las nuevas reglas de Basilea III, la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer) solicitó a las autoridades financieras un examen profundo de los costos de la aplicación de estas reglas, principalmente por la cotización de sus acciones en la Bolsa de valores.

El anteproyecto resultaría neutral al proceso de competencia y libre concurrencia, ya que sería de aplicación general y tendría como finalidad adaptar la regulación nacional a estándares internacionales , argumentó la Cofeco.

Sin embargo, la Cofemer solicitó a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) un análisis del impacto en los costos de los bancos, en caso de aplicarse las modificaciones a las reglas de Basilea III.

El análisis solicitado se refiere a la justificación de incorporar a los bancos la obligación de cotizar sus acciones en la Bolsa de valores si se quiere que los bonos subordinados cuenten como parte del capital, así como los costos de esta regulación para las instituciones bancarias.

La Asociación de Bancos de México (ABM) y la Unión de Instituciones Financieras Mexicanas realizaron sendos comentarios a la Cofemer sobre el incremento de los costos para los bancos pequeños, en caso de que buscaran cotizar en la Bolsa de Valores, por lo que solicitaron a la Cofemer que no se incluyera la disposición dentro de la nuevas reglas de Basilea III.

OBLIGATORIO, COTIZAR EN BOLSA

La banca considera necesario que se elimine la obligatoriedad de hacer cotizar los títulos representativos de capital de las entidades para que una emisión de un instrumento de capital pueda computar como Capital Básico 2 o Complementario , expuso la ABM en un documento enviado a la Cofemer.

En este sentido, la Cofemer solicitó a la CNBV explicar de forma profunda por qué se consideró en el anteproyecto de ley incorporar criterios adicionales a lo previsto en el texto original de Basilea III que deben seguir todos los bancos.