La caja popular de ahorro 30 de Agosto, que operaba en el estado de Querétaro, se declaró en quiebra con lo que afectó a -según información de medios locales- cerca de 10,000 socios que han manifestado preocupación por perder sus ahorros mediante protestas en las principales avenidas de la capital de la entidad.

Debido a dichas protestas, la Procuraduría General del estado informó que ya investiga, hasta el momento ha recibido 800 denuncias en contra de la entidad financiera. Asimismo, ha girado una orden de arraigo en contra de 11 personas presuntamente involucrados en el hecho.

Dicha caja de ahorro no contaba con supervisión de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), ni se encontraba inscrita en el padrón del Fideicomiso del Fondo de Protección y Supervisión Auxiliar de Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo y de Protección a sus Ahorradores, como lo constató una consulta realizada por El Economista.

Al ser una entidad no supervisada por la CNBV, el seguro de depósito no tiene aplicación, ya que sólo es válido en entidades reguladas, equivalente a 25,000 Udis por cada cuenta (128,000 pesos aproximadamente). Así, los ahorradores de la entidad afectada tienen el riesgo latente de perder sus recursos pese a que autoridades del estado han expresado su apoyo a implicados.

INTERVENCIÓN DE LA CONDUSEF

Cuestionado al respecto, Mario di Costanzo, presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), informó que derivado de la quiebra de la caja de ahorro, la delegación del organismo en Querétaro ha recibido hasta el momento ocho quejas con un monto total reclamado de 1 millón 500,000 pesos.

Las personas manifiestan que la caja se niega a entregarles sus ahorros y que no se ha definido una fecha para hacer la entrega correspondiente de dichos ahorros , explicó en entrevista el funcionario.

Di Costanzo indicó que la Condusef sólo puede ofrecer a los afectados asesoría jurídica de manera gratuita, pues 30 de Agosto no es una entidad supervisada por la CNBV. Se les está orientando para que presenten la denuncia penal correspondiente. La ley de la Condusef no nos permite actuar en cajas de ahorro que no estén registradas , precisó el Presidente de la Condusef.

El próximo 31 de marzo vence el plazo para que las sociedades cooperativas de ahorro y préstamos con activos superiores a los 2.5 millones de Udis (alrededor de 13 millones de pesos) se regularicen, de lo contrario ya no podrán seguir con sus operaciones.

[email protected]