La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) instruyó a los bancos a no restringir o disminuir en más del 50%, ni cancelar, ciertas líneas de crédito que las personas físicas y morales tenían autorizadas o pactadas al 28 de febrero pasado.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), entre los requisitos que algunos bancos pedían para que los clientes tuvieran acceso a los programas de apoyo que se anunciaron para enfrentar los efectos del Covid-19, estaban precisamente restringir el uso de líneas de crédito como el de las tarjetas, con el argumento de evitar un sobreendeudamiento en las familias en este periodo.

Ante ello, la CNBV realizó ajustes a los criterios contables dados a conocer a finales de marzo, como una medida ante la contingencia derivada del Covid-19.

En este sentido, el órgano regulador señala que en la aplicación de los criterios contables especiales, las instituciones deberán apegarse a una serie de condiciones.

Una de éstas es no realizar modificaciones contractuales que consideren de manera explícita o implícita la capitalización de intereses ni el cobro de ningún tipo de comisión derivada de la reestructuración o renovación de los créditos.

Otra es que, tratándose de créditos revolventes (como los de tarjetas de crédito) dirigidos a personas físicas, las líneas de crédito previamente autorizadas o pactadas al 28 de febrero del 2020, no deberán restringirse o disminuirse por más del 50% de la parte no dispuesta de dichas líneas, o bien cancelarse.

También, tratándose de créditos dirigidos a personas morales, las líneas de crédito previamente autorizadas o pactadas al 28 de febrero del 2020, no deberán restringirse o disminuirse, incluida la parte no dispuesta de dichas líneas, o bien cancelarse.

Otra condicionante de la CNBV a los bancos es no solicitar a los acreditados, garantías adicionales o su sustitución para el caso de las reestructuraciones.

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores también consideró oportuno dejar sin efectos la parte que señalaba que no serán aplicables los criterios contables especiales, para aquellos créditos que se ubiquen al amparo del Programa Permanente de Apoyo a las Zonas Afectadas por Desastres Naturales.

Finalmente precisó que los criterios contables especiales, serán aplicables a todas las instituciones de crédito, estén o no agremiados a la Asociación de Bancos de México (ABM), así como a las sociedades financieras de objeto múltiple siempre que tengan vínculos patrimoniales con instituciones de crédito.

kg