Para enfrentar la reactivación económica, las pequeñas y medianas empresas (pymes) del país requerirán liquidez, por lo que Banregio, banco especializado en este segmento, garantiza que seguirá con la llave del crédito abierta para este y otros sectores.

Carlos Padilla, director de negocios de Banregio comenta, en entrevista, que si bien el programa de diferimiento de pagos de créditos, que ha lanzado la banca en su conjunto, servirá a las pymes en estos cuatro o seis meses, éstas también requieren liquidez, por lo que espera que siga el flujo de crédito en los siguientes meses.

“Creemos que hay sectores que obviamente necesitarán un apoyo especial para reactivarse, sobre todo aquellos que tienen que comprar ciertos inventarios para arrancar sus ventas, y creemos que también hay otros que por sus acuerdos con sus clientes, que reciben pagos a 60 o 90 días, pues también requerirán cierto apoyo de liquidez”, enfatiza.

En este sentido, considera que habrá apetito de crédito durante el segundo semestre del año, y que Banregio estará ahí para apoyar los proyectos de las empresas.

“Si algo vamos a hacer en Banregio, es poner nuestro granito de arena, tenemos que tomar esas decisiones de estar presentes con las pymes cuando más lo necesitan. Nos toca poner mucha atención y estar de la mano con ellas para salir adelante”, subraya.

Alianza con Nafin y gobiernos estatales

Prueba de esta estrategia es la alianza que hace unos días concretó Banregio con Nacional Financiera (Nafin) y los gobierno estatales en los que opera, para otorgar créditos a pymes hasta por 5 millones de pesos, a  plazo de hasta 60 meses y una tasa de interés fija anual de 13.9%, además de seis meses de gracia para capital, entre otros beneficios. Con ello, se buscará reactivar las economías regionales.

“Decidimos apostarle muy fuerte. Son varios estados los que ya están activos en el programa. Nafin ha hecho una bolsa muy interesante en conjunto con los estados y prácticamente en todos donde tenemos presencia estamos sumando esfuerzos, buscando que las pymes tengan acceso a este recurso”, señala.

En este sentido, subraya la importancia de que el gobierno, a través de su banca de desarrollo, dé esa facilidad de la garantía para que fluyan más recursos para las pymes.

“Teniendo estas garantías nos da la oportunidad de hacer más eficiente el que yo pueda voltear y ser eficaz al momento de apoyar a las pymes”, enfatiza.

A través de este programa, precisa, Banregio pretende colocar otros 500 nuevos créditos a pymes, que se sumarían a los 10,000 acreditados que hoy tienen en este segmento.

Hasta ahora, no hay deterioro importante en cartera

Carlos Padilla menciona que los programas que se han instrumentado hasta ahora por parte del banco, como el diferimiento de pagos, ha ayudado a las empresas, pero también a que el banco no registre un deterioro, aún, de sus carteras.

Agrega que hay un acompañamiento de parte de sus asesores con sus clientes, para ver las necesidades de que vayan surgiendo.

“Ocuparán a lo mejor más que eso, diferentes instancias, no solamente financieras sino también de acuerdo con sus colaboradores, o con sus arrendadores, habrá que hacer un acuerdo con ciertos proveedores y demás, vamos a estar muy cerca de cara al tema de nosotros reservar para aquellos casos que creamos se nos puedan ir a cartera vencida. Hemos sido muy cuidadosos y hemos hecho un análisis muy profundo antes de tomar esas decisiones, pero hay un equipo muy importante en el banco, en la parte de finanzas, dedicado a justamente ver qué tanto pudiéramos estar afectando ahí nuestras reservas”, enfatiza.

Resalta que alrededor de 2,000 pymes han requerido el apoyo de aplazamiento de pagos de crédito de entre cuatro y seis meses.

[email protected]