Las medidas de apoyo a clientes propuestas por los bancos y avaladas con criterios contables especiales por parte de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) darán mayor flexibilidad a las entidades financieras, y les ayudarán a que el impacto y el deterioro de las carteras sea menor ante la contingencia que se vive por la pandemia del coronavirus.

Intercam Banco estimó lo anterior y precisó que con ello se deja al sistema financiero en una mejor posición para enfrentarse a la crisis.

En un análisis sobre el impacto del Covid-19 en las instituciones financieras, Intercam Banco destacó, no obstante, que sí se espera una desaceleración mayor del crédito este año, lo mismo que un crecimiento de la cartera vencida.

“La situación económica ya comenzó a deteriorarse de manera notable, lo cual podría verse reflejado en un menor otorgamiento de créditos por parte de la banca. Con ello, esperamos que revisen sus guías de crecimiento en cartera de crédito y utilidades a la baja”, dicta el texto.

Agregó que el menor crecimiento de la cartera vigente, junto con un aumento a mayor ritmo de la cartera vencida, causarían afectaciones, además de que las estimaciones preventivas tendrían que incrementar para mitigar el impacto negativo que habría sobre los índices de cobertura.

La institución financiera destacó que, derivado del Covid-19, los mercados han incorporado un escenario recesivo, por lo que esperan que los bancos no alcanzarán sus objetivos en el corto plazo.

Sin embargo, destacó que hasta el momento los índices de morosidad y la rentabilidad de la banca mexicana permanecen en niveles sólidos, además de que se ha mencionado que se tomarán las medidas necesarias para contribuir con la liquidez del sector.

Intercam recordó que dentro de las medidas para apoyar al sector financiero, el 25 de marzo pasado la CNBV emitió los criterios contables especiales para que los bancos permitan a sus clientes congelar créditos hasta por seis meses en caso de que éstos tengan alguna afectación en sus pagos por el coronavirus.

“Para los bancos, estos criterios contables especiales implicarán que los créditos que entren en este esquema serán considerados cartera vigente y no reestructura o renovaciones, para de esta manera no afectar la cartera y los índices de morosidad”, puntualizó.

Agregó que, de igual forma, el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, comentó que las medidas son para apoyar a los clientes a llegar a un acuerdo con sus bancos.

[email protected]