El Banco de Inglaterra mantuvo estables las tasas de interés este jueves, pero su economista jefe se unió de manera inesperada a la minoría de autoridades que pide un alza de los tipos ahora, una postura que impulsará probablemente las expectativas del mercado sobre ajuste inminente.

La entidad estableció también una nueva orientación acerca de cuándo podría empezar a vender sus 435,000 millones de libras en bonos soberanos británicos, indicando que esto podría ocurrir una vez que las tasas se hayan situado en torno al 1.5%, más pronto que la previsión previa cercana al 2 por ciento.

El Comité de Política Monetaria votó por 6-3 a favor de mantener las tasas en 0.5%, donde llevan gran parte de la última década, en contraste con las expectativas de economistas en un sondeo de Reuters, que esperaban que continuara una división de 7-2.

El economista jefe, Andy Haldane, se unió a las voces disidentes habituales de Michael Saunders y Ian McCafferty al pedir un alza de las tasas al 0.75%, en medio de preocupaciones de que recientes acuerdos salariales y demandas laborales puedan hacer subir los sueldos más rápido de lo esperado.

Esto abre la puerta a una subida de tipos en la siguiente reunión de agosto, algo que espera la mayoría de economistas consultados, pero que las actuales cotizaciones del mercado otorgan una probabilidad inferior al 50 por ciento.

erp