El banco Royal Bank of Scotland (RBS), parcialmente nacionalizado por el Estado británico, anunció que suprimirá otros 2,600 empleos en el Reino Unido.

La entidad, en la que el Estado tiene una participación del 83% tras un colosal plan de rescate, suprimirá 2,000 empleos en su rama de seguros y otros 600 en la sede de sus actividades minoristas, declaró un portavoz a la AFP.

RDS