El Banco Nacional Suizo (BNS) aplicará a partir del 22 de enero próximo un interés negativo de 0.25% para los depósitos en el banco central para frenar la subida del franco suizo consecutiva a la baja del rublo ruso, anunció este jueves la institución.

El interés se aplicará en particular a los depósitos de los bancos, a los agentes inmobiliarios y a las compañías de seguros, indicó el BNS.

"En los últimos días el franco suizo sufrió presiones alcistas" debido "a la incertidumbre en los mercados" y " la agravación de la crisis en Rusia", dijo el presidente de la BNS en Berna.

"La introducción de una tasa de interés negativa hace menos atractivos los depósitos en francos suizos y, por lo tanto, apoya el tipo de cambio mínimo", señaló el BNS.

El banco central suizo reiteró además que estaba dispuesto a comprar divisas extranjeras en "cantidades ilimitadas", para evitar una sobrevaluación de la moneda suiza.

El Banco Nacional de Suiza reiteró su objetivo de una cotización de 1.20 francos suizos por euro, decidido en septiembre de 2011.

erp