El grupo financiero BBVA admitió que ha avanzado en negociaciones con la compañía estadounidense Metlife para la venta en Chile de la Administradora de Fondos de Pensiones Provida, por un monto de 1,350 millones de dólares.

La información se dio a conocer a pocos días de que Provida traspasara 15.87% de sus acciones en Horizonte, la AFP del grupo español en Perú, una operación que tuvo un costo de 71.4 millones de dólares.

La venta de BBVA a Metlife fue confirmada por fuentes locales consultadas por Diario Financiero, a la espera de su anuncio oficial.

A través de un comunicado enviado al organismo regulador de valores de España se indicó que la firma estadounidense pagará 1,350 millonesde dólares por el porcentaje de BBVA en la propiedad (51.62% de forma directa), lo que valorizaría a la mayor AFP del mercado chileno en 2,615 millones de dólares.

BBVA se despide del negocio en América Latina, compuesto por sus operaciones en Chile, México, Perú, Colombia y Ecuador, luego de que en mayo del 2012 informó sus intenciones de vender. El grupo español pone fin a 14 años de liderazgo en el negocio previsional en Chile.

La primera administradora vendida fue la mexicana Afore Bancomer. Banorte, en alianza con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), adquirió el total de la propiedad a fines de noviembre por 1,600 millones de dólares. Al mes siguiente, BBVA informó la venta de la colombiana Horizonte al Grupo Aval en 530 millones de dólares. Tras la venta de Provida, a BBVA sólo le quedará por vender su AFP peruana.??

BBVA HIZO NEGOCIO

Con la operación, Metlife sale ganando. Y es que en 1999, cuando el grupo acordó la compra de Provida a CorpGroup, controlado por Álvaro Saieh, la administradora fue valorada en 676.4 millones de dólares. A 14 años de esa operación, el precio de la administradora casi lo cuadruplica.

El retiro del grupo financiero de la región le dejará más de 3,700 millones de dólares en el bolsillo, considerando los montos acordados por las administradoras de Chile (que incluye Ecuador), México y Colombia, más los 306 millones de dólares que obtendría por la venta de Perú (calculado con base en el valor dada por la venta de la participación de Provida).

A escala local, la operación también marca una nueva era, con el fin de un periodo en el que la banca estuvo vinculada al control de las administradoras de pensiones de Chile. En julio del 2007 fue el turno del también español Grupo Santander, que salió del negocio tras vender sus operaciones en México, Chile, Colombia y Uruguay a ING por 1,300 millones de dólares.

En Chile, la venta de Provida se convierte en la tercera operación de este tipo en menos de dos años y la más significativa en montos. La primera fue en julio del 2011, cuando ING vendió su negocio de pensiones en Chile, México, Perú, Uruguay y Colombia al colombiano Grupo de Inversiones Suramericana (Grupo Sura) por 3,760 millones de dólares.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica