Cocoyoc, Mor. La automatización que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) prevé implementar en la supervisión de prevención de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo es una prioridad para este órgano regulador del sistema financiero mexicano.

De acuerdo con Sandro García Rojas Castillo, vicepresidente de Supervisión de Procesos Preventivos de la CNBV, se espera que al menos el próximo año comience a operar parte de una plataforma que en la actualidad está en fase de prueba, la cual servirá para automatizar el proceso de supervisión de lavado de dinero por medio de herramientas de inteligencia artificial.

Durante su participación en la quinta convención de la Asociación Mexicana de Sofipos (Amsofipo), García Rojas Castillo comentó que en las pruebas piloto de este proyecto, y en la actualidad, se trabaja para la programación de más de 40 algoritmos que permitirán sistematizar el cumplimiento de las entidades financieras en esta área.

“Esto nos permitirá sistematizar de manera más ágil el cumplimiento de disposiciones que llegaron para quedarse, como el envío de reportes, calificación de clientes con base en un riesgo determinado y dar seguimiento a las operaciones de los clientes, pues tienes que analizar las transacciones que realizan y para eso no hay mejor solución que hacerlo de manera sistemática”, detalló.

Desde hace meses, este medio informó que este proyecto inició con la participación de organismos internacionales, como la aceleradora R2A, y con financiamiento de la Fundación Bill y Melinda Gates.

En la actualidad, este proyecto ha tomado mayor relevancia dentro de la CNBV, y ahora se prevé desarrollar la plataforma para incidir de mayor forma con tecnología en áreas de prevención de lavado de dinero y para la supervisión de las instituciones de tecnología financiera (fintech).

“Estamos en una etapa de prueba de la plataforma. Creemos que en noviembre próximo tendremos una primera versión concluida. Nuestra intención es echarla a andar en la supervisión en algún momento del año que viene, al mismo tiempo que hacemos una supervisión ordinaria, de tal forma que podamos comparar cuáles son las diferencias que obtuvo el equipo de la CNBV en las visitas con la plataforma”, detalló el funcionario.

De acuerdo con la información que ha recopilado este medio sobre el proyecto, lo que se buscaría es que la plataforma pueda validar la información que las entidades financieras le hacen llegar a la autoridad, que se identifique patrones de riesgo por medio de aprendizaje automatizado y que se pueda tener una mejor capacidad de almacenamiento de información.

“Esto nos permitirá una supervisión más rápida y asertiva, y que las observaciones que podamos hacerle a la entidad contengan áreas de riesgos específicos, que no nada más estemos observando algún tema respecto a los manuales, sino que le podamos dar un valor añadido a la supervisión de rapidez, asertividad y de precisión respecto al manejo del riesgo que pueda tener una entidad”, añadió García Rojas Castillo.

El funcionario consideró que, si este proyecto se implementa en toda la supervisión que hace el organismo, permitirá acortar tiempos de recopilación, además de ser más precisos en el análisis de grandes volúmenes de información y en la identificación de patrones de riesgo.

Actualmente, la CNBV supervisa más de 5,000 entidades financieras.