El régimen de inversión que actualmente tienen las afores ata de manos a las siefores y provoca que otorguen rendimientos conservadores a los trabajadores, afirmó Juan Carlos Pelayo, director general de Allianz Fóndika.

El hecho de que las sociedades de inversión especializadas en fondos para el retiro no tomen decisiones agresivas se debe a que existe un portafolio de inversión limitado. Esto propiciará que las pensiones de los trabajadores sean poco atractivas.

Durante el seminario Finanzas para Medios, realizado por Allianz Fóndika, Carlos Pelayo enfatizó que en el sistema de retiro de contribución definitiva, el factor de rendimiento es fundamental para las personas, por lo que es necesario que se libere el portafolio de inversión que actualmente tienen las afores.

Se podrán generar rendimientos mucho más efectivos. Y no porque sean ineficientes las afores, sino por que están maniatadas por la ley. Si se libera un poco el régimen de inversión, podrán tener portafolios más agresivos y rendimientos eficientes’’, expresó el representante de la distribuidora de fondos de inversión.

Actualmente, las administradoras no utilizan los porcentajes máximos para invertir; por ejemplo, en renta variable, el límite es de 25% en la siefore cuatro, que es donde se encuentran los recursos de los jóvenes y donde debería existir un tope de entre 60 y 70%, enfatizó .

La causa de que las afores no exploten los porcentajes de inversión que la Comisión Nacional del Sistema para el Ahorro permite que exista un oligopolio, debido a que entre cinco o seis afores dominan el mercado y marcan la tendencia de inversión.

Otro factor es que en la actualidad las administradoras manifiestan crecimientos inerciales que continuarán por lo menos en los próximos 23 años, lo que provoca que no haya interés por diversificar las inversiones y otorgar rendimientos favorables.

Hoy en día, el crecimiento en la administración de recursos se crea principalmente por las aportaciones obligatorias que las cuentas de ahorro reciben.