El SAT duplicó la recaudación a través de grandes contribuyentes entre enero y octubre respecto al monto de 2019. La recaudación fue de 200,000 millones de pesos, los cuales los aportaron 719 grandes contribuyentes que fueron auditados y no interpusieron ningún juicio. La fiscalización que se está ejerciendo contra los grandes contribuyentes ha dado frutos.