El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, recomendó a los mexicanos ejercer un “voto libre y simple” el próximo 1 de julio durante las Elecciones 2018 para evitar el riesgo de que, en la confusión, sea considerado finalmente como un voto nulo.

“Entre más claro y sencillo sea el voto, más posibilidades tenemos de que nuestro voto sea computado conforme a la voluntad que quisimos expresar en ella (...) El llamado es a votar de manera libre y de manera simple. No volvamos el voto un acto barroco, que puede poner nuestra voluntad plasmada en la boleta en un espacio de interpretación por parte de los funcionarios de casilla. El barroco es muy bonito en las iglesias, no en las boletas electorales. Votemos de manera libre y de manera sencilla. Es la recomendación”.

En entrevista, Córdova consideró conveniente que los ciudadanos ayuden a los propios funcionarios de casilla a hacer su trabajo.

“Yo creo que es un buen momento para insistirles a las y los ciudadanos no solamente que hay que votar en libertad, es decir, sin ningún tipo de coacción, sin permitir que ningún tercero induzca indebidamente en nuestro voto”.

Agregó que “hay que ayudarle a las y los ciudadanos, al millón 400,000 ciudadanos que van a ser funcionarios de casilla, a hacer su tarea y hacerla bien. Entre más barroco sea el modo de votar, más difícil es el modo de valorarlo por parte de los funcionarios y más alto es el riesgo de que eventualmente pueda ser considerado como un voto nulo”.

rramos@eleconomista.com.mx