Ante el impacto de la variante Delta, la frontera terrestre entre México y Estados Unidos permanecerá cerrada hasta el 21 de octubre para actividades no esenciales como el turismo, confirmó el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

“La variante Delta ha sido un impacto importante sobre todo en Estados Unidos (…) tienen un incremento en letalidad notable, muchos en el sur, por eso ellos no pueden en este momento abrir la frontera como estaba programado, por la aparición de esa variante”, declaró a medios de comunicación tras participar en la presentación del libro “La estrategia Internacional de México en la pandemia de Covid-19. Marzo de 2020-Agosto 2021”.

Sostuvo que ojalá haya más flexibilidad conforme se comporte la tasa de contagios en Estados Unidos.

Estados Unidos ha extendido las restricciones extraordinarias en la frontera con México mensualmente desde marzo del 2020, cuando las impuso para hacer frente a la pandemia de Covid-19.

En cuanto al anuncio del coordinador de la Casa Blanca para el Covid-19, Jeff Zients, de que a partir de noviembre será requisito que todos los extranjeros que quieran ingresar al país deben de tener completo su esquema de vacunación, el canciller informó que el tema será abordado con las autoridades en los próximos días.

“Vamos a conversar con ellos sobre el tema de vacunas, eso todavía no lo habíamos hecho pero lo haremos a partir del anuncio que hicieron hoy”, dijo y reiteró que las vacunas contra Covid-19 deben ser universalmente aceptadas, tanto las que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha autorizado, así como los órganos regulatorios de cada país.