El vicecoordinador jurídico del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Cámara de Diputados, Arturo Zamora Jiménez, urgió a la próxima Legislatura a analizar y aprobar la reforma para crear la policía fronteriza.

En un comunicado precisó que dicha petición es con el fin de establecer controles en esa zona para frenar el tráfico de armas proveniente de Estados Unidos hacia México.

El legislador señaló que la LXI Legislatura del Senado de la República tendrá entre sus asignaturas pendientes el analizar y avalar dicha reforma que aprobó la Cámara de Diputados.

La reforma a la Ley de la Policía Federal fue aprobada por la Cámara de Diputados desde abril de 2011, y tiene como finalidad inhibir los altos índices de violencia en estados y municipios fronterizos , añadió.

Al señalar que el tráfico de armas hacia México ha aumentado por los índices de homicidios y violencia en el país, afirmó que este tema será una de las asignaturas pendientes que impulsará el PRI en el Senado a partir del 1 de septiembre,

La reforma permitirá, destacó, crear un cuerpo especial, que tendría facultades para prevenir, perseguir o colaborar en la investigación de delitos federales como el tráfico de armas, explosivos y sustancias ilegales.

También para perseguir los delitos de trata de personas y tráfico de órganos, además de que la policía fronteriza tendrá como tarea fundamental la protección de los derechos de los mexicanos repatriados de Estados Unidos.

Así, aseveró el legislador por Jalisco, se podrá dar seguimiento a quienes tengan antecedentes penales y se podrá evitar que esas personas sean captadas por la delincuencia organizada.

Destacó que siete de cada 10 asesinatos de alto impacto que se cometen por el crimen organizado son en la zona fronteriza, por eso se busca crear una policía fronteriza para atender el grave problema que se vive en esa región del país.

Además de abatir la corrupción en las aduanas, los aeropuertos, puertos y garitas de Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.

El tráfico de armas en México, añadió, se ha convertido en el segundo delito de importancia, después del narcotráfico, con 15 por ciento de los delitos federales que se cometen en el país, por lo que es urgente legislar sobre la creación de la policía fronteriza.