La Universidad de Innsbruck confirmó la identificación de los restos forenses del joven Jhosivani Guerrero de la Cruz. Hasta ahora sólo tres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa han sido identificados mediante restos.

Al salir de una reunión en Palacio Nacional con el presidente Andrés Manuel López Obrador y el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, el abogado de los familiares de los 43 normalistas, Vidulfo Rosales, explicó que no había certeza en la primera identificación que presentó la entonces Procuraduría General de la República de Jhosivani Guerrero, cuyos restos -se dijo en aquella ocasión- habían sido encontrados en el Río San Juan.

Recordó que la Fiscalía General de la República (FGR) realizó inspecciones del 21 al 29 de noviembre del 2019 en un punto ubicado en el municipio de Cocula, Guerrero, conocido como "Barranca de la Carnicería", Ejido de Cocula, que se ubica a 800 metros del Basurero Municipal. Ahí la fiscalía encontró restos que envió a la Universidad de Innsbruck, de los cuales confirmó la identidad de Jhosivani Guerrero de la Cruz.

“Queremos informarles que el día de hoy fuimos convocados por el Presidente de la República, Alejandro Encinas y otras autoridades, a una reunión en la que se nos dio una información. La información concreta es que ya regresaron los restos que fueron enviados a Innsbruck debidamente analizados, y los resultados que hay de esos restos es una identificación positiva de un estudiante, se trata del estudiante normalista Jhosivani Guerrero de la Cruz, éste dio positivo para él, los restos son contundentes”, reveló.

“Éstos son de la barranca, en una búsqueda -como les dije- se hizo en este periodo de tiempo y se encontró ahí, se trata de una vértebra lumbar la cual fue motivo de análisis que dio positivo”, añadió.

Hasta ahora también han sido identificados, por la Universidad de Innsbruck, los restos de Christian Alfonso Rodríguez Telumbre y Alexander Mora Venancio.

Vidulfo Rosales reveló que Margarito y doña Martina, padres de Jhosivan Guerrero, fueron notificados por el gobierno federal el fin de semana que Innsbruck confirmó la identidad de su familiar.

El abogado dijo que ahora los padres de los 43 normalistas tienen “porciones de verdad” sobre la desaparición de los jóvenes, pero “faltan muchos tramos que todavía hay que investigar, indagar, el relato del testigo Juan dista mucho de estar consolidado y de constituir una verdad, hay que seguir buscando información, investigando, es el reto que tienen las autoridades”.

Sobre la línea de investigación que demandan los padres, por una posible participación del Ejército en los hechos de Iguala del 2014, Rosales Sierra dijo que “el Ejército se ha estado abriendo, han estado acudiendo los expertos a los cuarteles, varios Batallones y están en este momento procesando toda la información”.

Sobre la solicitud que hizo el gobierno mexicano a su homólogo de Estados Unidos para que le proporcione la información con la que cuenta sobre caso Iguala, dijo que no fue un tema abordado en la reunión, “fue exclusivamente para dar estos resultados, el presidente nos informó que ya llegó esta información, ella solicitó con Kamala Harris, y qué fue otorgada inmediatamente y que está pendiente otra parte de esta información, pero no se ha analizado”.

jorge.monroy@eleconomista.mx

kg