El subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana de la Secretaría de Gobernación (Segob), Roberto Campa Cifrián, informó que, a la fecha, en el ejercicio de los recursos federales que se destinan al Programa Nacional de Prevención del Delito no se han detectado irregularidades a nivel nacional.

En conferencia de prensa para presentar el Portal de Transparencia y Seguimiento Ciudadano del referido programa gubernamental, que se puede consultar en la dirección de Internet www.nosmuevelapaz.gob.mx, aseguró:

No tenemos en este momento un registro de irregularidades y hemos trabajando muy intensamente con las áreas encargadas de vigilar la aplicación y la transparencia en el manejo de los recursos’’.

Hay estrecha coordinación con la Secretaría de la Función Pública (SFP) y con los contralores de todas las entidades federativas, dijo, para la aplicación de auditorías preventivas, que forman parte del programa.

Hemos trabajado internamente con los órganos de control en la tarea preventiva, pero creemos que la mejor vacuna para evitar este tipo de actos es la transparencia. Que las entidades federativas, que los municipios sepan que cualquier ciudadano tendrá información sobre con quién contrataron un servicio o una obra nos parece que significa la acción preventiva más importante para evitar actos de corrupción’’.

En el referido portal, detalló, cualquier ciudadano podrá consultar en tiempo real toda la información del programa, contratos y facturas.

No solamente los interesados, sino también los periodistas, ustedes, los locales en cada estado, en cada municipio, tendrán información de qué fue lo que se contrató y cuánto están pagando, y me parece que esto será un elemento fundamental en términos preventivos para evitar que haya algún tipo de manejo inconveniente’’.

La instrumentación del portal de transparencia, informó a pregunta específica, costó 22 millones de pesos.

El portal tiene la responsabilidad de garantizar la aplicación transparente de 2,600 millones de pesos. Creemos que se trata de un recurso absolutamente justificado’’, arguyó.

rolando.ramos@eleconomista.mx