Desde hace 30 días son senadores. Para serlo, no les fue requisito tener experiencia o contar con un título profesional. Los currículos de algunos senadores sólo registran la primaria, otros con licenciaturas truncas o técnicas, y unos más dieron el salto de dirigentes en sus estados al Senado de la República, sin experiencia legislativa.

Constitucionalmente, para ser Senador es requisito tener más de 25 años y no ocupar ningún cargo público o privado. El requisito profesional no está previsto .

En el Sistema de Información Legislativa (SIL) y la documentación que entregaron al Senado, se pueden observar casos como el del senador priísta Isaías González Cuevas, también líder sindical, que sólo tiene estudios de secundaria, pero ha sido dos veces Diputado federal.

También casos de estudios probados, pero sin ninguna experiencia legislativa. Es el caso del senador priísta Alejandro Tello Cristerna, quien es licenciado en Contaduría por la Facultad de Contaduría y Administración de la Universidad de Zacatecas, pero su hoja de vida no registra ninguna experiencia legislativa.

Martha Elena García Gómez, exdiputada federal y excandidata del PAN al gobierno de Nayarit, esposa del exgobernador Antonio Echevarría Domínguez, sólo tiene estudios técnicos. Contador Privado Carrera Comercial, se lee en su trayectoria.

El senador priísta Armando Neyr­a Chávez, que sólo registra estudios de primaria, es conocido en el ámbito sindical del Estado de México, pero también por su experiencia legislativa, pues ha sido cuatro veces Diputado federal y una local.

El perredista Isidro Pedraza es pasante de licenciatura en Ciencias de la Educación, aunque tiene experiencia legislativa como exdiputado federal y local en Hidalgo.

El también perredista Luis Sánchez, vicepresidente del Senado, no tiene registro de ningún tipo de estudios. Ha sido Diputado federal y Presidente Municipal de Ciudad Nezahualcóyotl, Estado de México (2003-2006).

La panista Gabriela Cuevas, quien será Presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, registra una licenciatura trunca. Su trayectoria política es conocida por haber sido dos veces Diputada federal, una local en DF y exjefa delegacional de Miguel Hidalgo en el Distrito Federal.

La exdeportista y senadora del PT, Ana Gabriela Guevara, estudió la licenciatura en Comunicación, pero no cuenta con el título profesional y tampoco tiene ninguna experiencia legislativa.

La senadora priísta Juana Leticia Herrera Ale cuenta con una carrera comercial y técnica, aunque ha sido Diputada federal y local por Durango.

En tanto, el priísta José Ascención Orihuela Bárcenas es pasante de Ingeniería, pero ha ocupado dos veces una curul como Diputado federal y una vez local en Michoacán, así como Senador entre 1998 y el 2000.

El senador del PVEM, Carlos Alberto Puente, sólo registra estudios de preparatoria, una vez Diputado federal y su currículo indica que es especialista en Mercadotecnia Política, ya que se desempeñó como Director General de Enlace con Radiodifusoras de Presidencia de la República (2003-2005).

La senadora panista Rosa Adriana Díaz Lizama no concluyó sus estudios de licenciatura en Derecho, pero ha sido Diputada federal y local en Yucatán.

En la trayectoria de la senadora priísta Margarita Flores Sánchez sólo se observan estudios de preparatoria y el diplomado en Mercadotecnia y Ventas por la Universidad Nueva Galicia de Tepic, Nayarit, y nunca ha sido legisladora hasta esta ocasión.

El joven senador panista Luis Fernando Salazar Fernández es licenciado en Derecho por la Universidad Iberoamericana, plantel Laguna, y su trayectoria se suscribe como Diputado local y delegado federal de la Secretaría de Desarrollo Social de Coahuila.

En contraste, existen senadores con una alta preparación, como el caso del priísta Arturo Zamora, quien además de haber sido Diputado federal es licenciado en Derecho por la Escuela de Derecho de la Universidad Autónoma de Guadalajara; tiene maestría en Seguridad Pública y Administración de Justicia por la Universidad de Guadalajara, y es candidato al doctorado por la Universidad Complutense de Madrid.

Otro caso es el del priísta Héctor Yunes Landa, exdiputado federal, licenciado en Derecho por la Universidad Veracruzana con especialidad en Derecho Constitucional y Ciencia Política en el Centro de Estudios Constitucionales de Madrid, España. Tiene posgrado en Administración Pública y Análisis Político por la Universidad de Warwick, Inglaterra, y maestría en Derecho Internacional y Comparado por la National University Law Center.

NOMBRADOS PARA NEGOCIAR

Los coordinadores del PRI, PAN y PRD en el Senado son encabezados por Emilio Gamboa, Ernesto Cordero y Miguel Barbosa, respectivamente, quienes por su experiencia política, más que profesional, fueron nombrados para encabezar las negociaciones. Los tres cuentan con títulos profesionales. Sin embargo, Gamboa y Cordero son quienes más experiencia en el ámbito gubernamental poseen.

Gamboa, licenciado en Relaciones Industriales por la Universidad Iberoamericana, tiene experiencia legislativa como Diputado y Senador, pero destaca en el ámbito gubernamental como Subsecretario de Gobernación (1998), Director de la Lotería Nacional (1994-1995) y Secretario de Comunicaciones y Transportes (1993-1994).

Ernesto Cordero, licenciado en Actuaría por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y maestro en Economía por la Universidad de Pennsylvania, nunca ha sido legislador, sólo titular de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público.

Miguel Barbosa es licenciado en Derecho por la UNAM y se distingue por su trabajo político al interior del PRD como Consejero y titular de carteras destacadas en el sol azteca.

jmonroy@eleconomista.com.mx