La Secretaría de Gobernación (Segob) dio a conocer este martes su nueva campaña para la prevención de las violencias hacia las mujeres. A través de spots y carteles, el gobierno pide a las familias que antes de que la violencia se apodere de ellos, cuenten hasta 10 y saquen la bandera de la paz.

A través de una videoconferencia encabezada por la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, la directora general de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la Oficina de la Presidencia de la República, Gemma Santana Medina, dijo que “reconocemos que México vive una emergencia de violencias contra las mujeres, adolescentes, y niñas”.

Planteó que la pandemia del coronavirus (Covid-19) ha incrementado ese fenómeno debido al confinamiento social. Destacó que el gobierno  federal está empeñado en que la innovación  cooperación sean las herramientas para enfrentar todas las crisis que tiene el país.  

Jesús Ramírez, vocero de la Presidencia de la República, admitió que sí ha habido un aumento en las violencias contra las mujeres, aunque argumentó que se han ido tomando medidas de prevención por parte de las instituciones involucradas.

En ese marco, se presentaron las nuevas campañas audiovisuales con las que el gobierno busca reducir ese flagelo. Se trata de dos spots para televisión y diversos carteles donde se invita:

“Para que la violencia no te gane, respira y cuenta hasta 10”; “No pierdas la paciencia, respira y cuenta hasta 10”; “Antes de enojarte con tu pareja, respira y cuenta hasta 10”; “No te desesperes, respira y cuenta hasta 10”.   

El secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Leonel Cota Montaño, dijo que de enero a abril de este año se recibieron en el número de emergencias 911, alrededor de 22 millones 805,882 llamadas, de las cuales procedentes sólo fueron el 23% (5 millones 451,567 llamadas), y de las cuales por violencia contra la mujer fueron procedentes 7.38% (403,000).

Indicó que de ese número, el 1.61% (21,722) fueron por violencia física; 350 por abuso sexual  (0.03%); violencia y acoso sexual (0.05%); violación (0.2%); violencia de pareja (1.42%) y violencia familiar (4.23%).

El funcionario dijo que en la medida que mejor el número 911 se incrementarán las vinculaciones a los Centros de Atención de Llamadas de Emergencia (CALLE), a los Centros Reguladores de Urgencias Médicas (CRUM), así como a las instancias de seguridad o procuración de justicia.

El Secretariado Ejecutivo aseguró que se atienden todas las llamadas de emergencias reales, y sostuvo que hay capacitación para atender y dar seguimiento a denuncias de violencias contra las mujeres. Mencionó que el gobierno federal ha permitido a 162 gobiernos municipales el uso de recursos del fondo para la seguridad (Fortaseg) para operar programas de violencia contra las mujeres.

Por su parte, Fabiola Alanís, directora general de un vida libre de violencia en el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), dijo tener información de que 70,140 personas, mujeres principalmente, sufrieron algún tipo de agresión familiar durante el primer cuatrimestre del año, principalmente en los estados de Jalisco; Estado de México; Coahuila, Colima y la Ciudad de México.

La funcionaria negó que haya centros de justicia para las mujeres que actualmente estén cerrados debida la falta de recursos del gobierno federal, y destacó que los 48 que hay en el país están operado por la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim).

La secretaria Olga Sánchez Cordero aseguró que la Federación apuesta a un empoderamiento de las mujeres para erradicar la violencia hacia ellas. Admitió que aún hay un camino largo que  recorrer en la capacitación del personal del número de emergencia 911, pues dijo que es muy difícil cambiar el chip de los operadores para que atiendan con perspectiva de género los casos.

Añadió que otro gran reto es que las mujeres se decidan a romper el círculo del silencio cuando sufren algún tipo de agresión, situación que algunas de ellas siguen identificando como normal dentro de una cultura el machismo.

La secretaria Sánchez Cordero admitió que el presupuesto del gobierno para atender esta problemática se han ido reduciendo, por lo que anunció que buscará al secretario de Hacienda, Arturo Herrera, a fin de solicitarle que no disminuyan los recursos para este propósito.

 

[email protected]