Guachochi, Chih. La austeridad en el gobierno federal impactó al comedor comunitario Bajío de las Palmas. Desde hace cuatro meses, relataron los voluntarios, la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) le dejó de surtir casi 50% de los productos, lo que se traduce en menores porciones de comida para las 120 personas beneficiarias y en situación de pobreza y pobreza extrema de este municipio, uno con mayores carencias en el país.

María Montserrat Bustillos, cocinera encargada del comedor, afirmó que varios productos les llegan a la mitad, incluso algunos, como las galletas, ya no se surten. Hace cuatro meses obtenían al mes aproximadamente 40 bultos de Maseca para hacer las tortillas, ahora 20.

No obstante, las dos comidas que les proporcionan a los niños les ha cambiado la vida. Muchos dejaron de desayunar un dulce y de comer otro. No había carne, no había atún.

Los beneficiarios de la comunidad, sobre todo mujeres, niños y adultos mayores indígenas, pagan 5 pesos por cada comida, pero 30% de ellos no puede pagarlos, así que retribuyen su alimentación con trabajo voluntario o con algún producto que tengan en sus casas, ya que la mayoría se dedica a la agricultura.

Rogelio Fournier, director general adjunto de Participación Social de la Sedesol, dijo que el gobierno federal no redujo los productos a los comedores. Es posible, explicó, que los pobladores, por sus condiciones económicas, no hayan aportado de forma voluntaria los productos.

Bustillos destacó que las lluvias en esta temporada disminuyeron las cosechas y los beneficiarios bajaron sus aportaciones. A todos los que piden alimentos se les atiende.

Mientras tanto, la cara de Guachochi poco a poco cambia. A finales de diciembre, tendrán una alberca cerca del gimnasio municipal. Los niños de primaria serán los primeros en recibir las clases de natación.

José Luis de Lamadrid, delegado de la Sedesol en Chihuahua, aseguró que la inversión es de poco más de 15 millones de pesos y la Sedesol estará al pendiente de que las instalaciones que quedarán a cargo del municipio no se conviertan en un elefante blanco.

Es una alberca con clima templado. Es básicamente para poder tener a todos nuestros niños en completa higiene, en completa humectación de la piel, ya que aquí uno de los problema que tenemos son las temperaturas muy bajas. Este centro comunitario de desarrollo estará listo el 31 de diciembre de este año. Es la primera alberca climatizada de toda la Sierra Tarahumara , dijo.

[email protected]