La secretaria de Trabajo y Previsión Social (STPS), Luisa Alcalde Luján, dijo que el Programa de Jóvenes Construyendo el Futuro requiere acelerar el proceso de vinculación entre las empresas con “buenas vacantes” y los jóvenes, ello con el fin de alcanzar el objetivo de tener en este 2019 a un millón de becarios.

En una reunión con el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar Lomelí, y con líderes de las cámaras de comercio y del sector privado, la titular del trabajo realizó un análisis del avance de programa, que cumple seis meses, y que requiere de nuevos mecanismos para lograr la incorporación  de becarios en menor tiempo.

En un comunicado de prensa, Alcalde Luján dijo que es indispensable realizar una evaluación del programa, pues el 70% de los 625,000 becarios que se han sumado se encuentran en el sector privado.

 

De acuerdo con los datos de la dependencia de los 120,553 centros de trabajo verificados, la mayoría son microempresas, debido a que es una realidad de la economía mexicana; pero también hay más de 1,000 empresas grandes que participan en la capacitación de los jóvenes.

La meta que se fijó el gobierno federal es dar capacitación a 2.3 millones de jóvenes y espera sumar al 50% en 2019, por lo que el subsecretario de Empleo, Horacio Duarte Olivares y la coordinadora nacional de Jóvenes Construyendo el Futuro, Dayra Vergara, dijeron que es necesario avanzar hacia un mecanismo que agilice los procedimientos de incorporación.

Como un tema eje del programa, se planteó avanzar en la formalidad a través del sector financiero e instrumentar un mecanismo con las empresas del Consejo Coordinador Empresarial para la verificación del cumplimiento de los objetivos de Jóvenes Construyendo el Futuro.

 

Entre las cámaras empresariales que participaron fueron la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin), la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Consejo Nacional Agropecuario (CNA), Consejo Mexicano de Negocios (CMN), Asociación de Bancos de México (ABM), la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior (Comce), entre otros, también se dieron cita en el encuentro.

 

Cabe recordar que los jóvenes que se incorporan a un centro de capacitación reciben 3,600 pesos por un periodo de un año. “Además es un impulso al crecimiento y fortalecimiento del mercado interno, a través del talento y la formación de los becarios”, dijo Alcalde Luján.