El secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, dijo el jueves que el gobierno del presidente Donald Trump "mantendrá abiertas las líneas de comunicación" con el presidente mexicano después de que Enrique Peña Nieto canceló una visita planeada a Washington.

Peña Nieto tuiteó "no asistiré a la reunión de trabajo programada para el próximo martes". Su anuncio fue hecho horas después de Trump tuiteó que su reunión con Peña debería cancelarse si México se negaba a pagar por un muro en la frontera común.

Spicer dijo que el gobierno de Trump "buscará una fecha para programar algo en el futuro".