Luego de que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) concluyó que los casos de trombosis que se han presentado por la vacuna contra Covid-19 desarrollada por AstraZeneca , "deben incluirse como un raro efecto secundario", el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, pidió tranquilidad, y dijo que ese biológico seguirá siendo aplicado en nuestro país.

“En síntesis, tranquilidad. No hay ningún elemento de evidencia científica que sugiera un alto riesgo de trombosis con la vacuna de AstraZeneca; por lo tanto, en la mayoría de los países, sino es que todos quienes la estamos utilizando, se seguirá utilizado”, dijo el funcionario.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, reconoció que la EMA es una agencia que tiene el control más directo sobre la vacuna de AstraZeneca.

Sin embargo, dijo que los estudios que se hacen a dicha vacuna son por ahora “piezas sueltas”, ya que continuarán los mismos.  

El médico especialista argumentó que en México, previo a su vacunación, se pregunta a las personas sobre eventos de alergias a medicamentos como un mecanismo de prevención de posibles efectos a las vacunas, por lo que no hay preocupación por la aplicación de la vacuna de AstraZeneca

Cabe destacar que luego de varias semanas de investigación, este miércoles la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) concluyó que los inusuales trombos "deben incluirse como un raro efecto secundario" de la vacuna de AstraZeneca.

Sin embargo, indicó que "la combinación registrada de coágulos sanguíneos y plaquetas bajas en sangre es muy rara, y los beneficios generales de la vacuna en la prevención de Covid-19 superan los riesgos de efectos secundarios".

La Secretaría de Salud reportó que este miércoles 7 de abril se aplicaron 314,666 dosis, para llegar a un total de 10 millones 89,420 vacunas suministradas a nivel nacional.

jorge.monroy@eleconomista.mx

kg