El incremento de arrancones y carreras clandestinas en calles y avenidas de la Ciudad de México, donde se cruzan apuestas e ingieren bebidas embriagantes los los fines de semana, obligaron a la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) a implementar un operativo que resultó con el aseguramiento de 87 motocicletas, siete vehículos y la aplicación de 26 infracciones.

La SSPDF informó ayer que de forma simultánea la noche del sábado y madrugada del domingo, lo operativos fueron aplicados en el primer cuadro de la capital y el sur de la Ciudad de México, para inhibir la práctica de arrancones o carreras de autos clandestinos, hechos de los cuales recibieron una serie de quejas y denuncias de capitalinos que manifestaron estar preocupados.

En respuesta a las quejas, la Secretaría implementó un operativo para evitar accidentes que ponen en riesgo la vida de personas inocentes y de los mismos individuos que acostumbran organizar y llevar a cabo carreras clandestinas de autos, por lo que desplegó en calles del centro, así como como al sur de la capital, a Policías de Proximidad, Metropolitana y Subsecretaría de Control de Tránsito, apoyados en patrullas, motocicletas y grúas.

La dependencia preventiva reportó que los trabajos realizados por los elementos y sus recorridos por las calles, avenidas y vías primarias de las zonas mencionadas y precisamente mediante un cerco, ubicaron una caravana de participantes, lo que llevó a concretar un cordón de seguridad donde se detuvo y envió a depósito vehicular las motocicletas y unidades vehiculares.

En tanto, las 26 infracciones fueron entregadas a los conductores que no cumplieron con lo que refiere el reglamento de tránsito, como la licencia, tarjeta de circulación, casco de seguridad, además de no utilizar el cinturón de seguridad o traer la unidad con las nuevas normas que expone el reglamento que inició su aplicación el 15 de diciembre del 2015.

rtorres@eleconomista.com.mx

mfh