A través de su abogado, la ex secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, depositó 69,500 pesos que le requirió el Juez Décimo de Distrito de Amparo en Materia Penal para mantener la suspensión temporal a cualquier orden de aprehensión en su contra.

La Fiscalía General de la República (FGR) abrió una carpeta de investigación en contra de la ex funcionaria por el delito de ejercicio indebido del servicio público, debido a supuestos desvíos millonarios durante su gestión al frente de la Sedesol y Sedatu como parte de una operación conocida como “Estafa Maestra”.

Robles Berlanga exhibió los 69,500 pesos en un cheque expedido por el Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi), y fue presentado por su abogado, Julio Hernández, ante el Juzgado Décimo de Distrito de Amparo en Materia Penal de la Ciudad de México.

El lunes pasado, el abogado Julio Hernández aseguró en una entrevista que las dos cuentas congeladas a su cliente por parte de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, sólo tenían fondos por 20,000 pesos. El litigante aseguró que la ex Secretaria de Estado no posee propiedades ni recursos mayores, y que esos 20,000 eran lo único que tenía ahorrado desde que terminó su gestión el año pasado.

De acuerdo con su abogado, Rosario Robles se mantiene firme en que acudirá el próximo jueves a la audiencia inicial por el proceso que le sigue la Fiscalía General de la República (FGR) por el caso de la “Estafa Maestra”. El litigante dijo que su cliente encuentra condiciones favorables para poder acudir a presentar su declaración.

“Soy mujer de instituciones y tengo la plena confianza de las autoridades judiciales de mi país. No tengo nada que esconder por lo que me presentaré el jueves 8 como ordena la autoridad. Sólo pido justicia. Ni más ni menos”, dijo Robles en una carta que envió el lunes al ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldivar, para pedirle imparcialidad del Poder Judicial en su caso.

[email protected]