El presidente Andrés Manuel López Obrador informó este lunes que será la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) la que decida sobre el caso del embajador de México en Argentina, Óscar Ricardo Valero Recio Becerra, luego de difundirse un video sobre la sustracción de un libro.

En su conferencia de prensa matutina, dijo que Ricardo Valero será citado en la Secretaría "y ahí va dar su versión, se le va a escuchar con mucho respeto. Amerita que se le escuche, es su derecho, estoy hablando de una personalidad".

El presidente Andrés Manuel López Obrador defendió la trayectoria profesional y honestidad del embajador de México en Argentina, Oscar Ricardo Valero Recio Becerra. El mandatario pidió que no haya linchamiento en contra del funcionario del servicio exterior mexicano.

“Se trata de una persona con una trayectoria limpia en política exterior. Es importante que se sepa. Ricardo Valero es un diplomático de carrera, un hombre con mucha cultura, fue de los mejores tiempos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, subsecretario de Relaciones Exteriores, fue legislador, coordinador del grupo parlamentario del PRD, una gente muy cercana a Porfirio Muñoz Ledo sobre todo en lo que tiene que ver con la política exterior.

“Es un hombre mayor, por eso se decidió que él nos representara en Argentina. Es un internacionalista de primer orden. Se da este caso lamentable. La Secretaría de Relaciones Exteriores lo está atendiendo para ver qué procede, que no haya linchamientos públicos, políticos”, dijo el Presidente.

El presidente López Obrador dijo que en caso de confirmarse ese hecho, no se debe satanizar al funcionario y se debe comprender que todos cometemos errores.

“Digo esto para que se trate el asunto en su dimensión, no se afecte, no se destruya la dignidad de las personas. Y si hay errores, porque también eso debe tomarse en cuenta, todos cometemos errores, todos, yo no sé quién pueda decir que no comete errores, dónde está la perfección, pero somos seres humanos”, refirió.

Recordó que el canciller Marcelo Ebrard ya pidió a Recio Becerra su regreso al país para analizar la veracidad de los hechos y, en su caso determinar el retiro del cargo.

López Obrador relató que en el año 2000 acudió a una reunión en una librería en la Ciudad de México donde una persona le regaló, ahí mismo, un libro, pero a la salida se le pidió el ticket y no le permitieron llevarse el libro.

(Con información de Notimex)

[email protected]