La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) rechazó atraer el caso de los amparos interpuestos por Kamel Nacif, empresario involucrado en una red de prostitución infantil y quien está involucrado en los actos de tortura en contra de Lydia Cacho, según ha denunciado la misma periodista.

“La decisión de la SCJN solamente abona a la falta de condiciones de imparcialidad en el caso de Lydia Cacho, que prevalecen en las instancias de Quintana Roo y que se requieren para el acceso a la justicia”, lamentó la organización Artículo 19.

La solicitud de atracción, según refirió la misma ONG, fue la ministra Margarita Ríos Farjat, no obstante, los demás ministro: Norma Piña, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, Juan Luis González Alcántara y Jorge Mario Pardo Rebolledo, rechazaron dicha propuesta.

Por su parte la periodista escribió en Twitter: “Solicitamos a la SCJN que atraiga mi caso para detener tráfico de influencias de Kamel Nacif en la 4T, la FGR le protege y se niega a su arresto por blanqueo de capitales vinculado con trata de personas”.

Y añadió: “El gobierno de López Obrador que reconoció mi tortura y me pidió perdón, ahora me niega el derecho a protegerme a mí y a mi familia. El poder Judicial y la FGR (Fiscalía General de la República) protegen a quienes intentan asesinarme y me torturaron, hay poco que decir, los hechos hablan. Impunidad mata”.

En julio del 2021 un tribunal otorgó un amparo a Nacif contra una orden de aprehensión en su contra por los hechos de tortura en el 2005 sobre Cacho.

politica@eleconomista.mx