Elba Esther Gordillo Morales, expresidenta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, trabaja, de la mano de su yerno y nieto, en la fundación de un nuevo partido político nacional: Redes Sociales Progresistas (RSP).

De obtener RSP el registro del Instituto Nacional Electoral (INE) en junio del próximo año —sería la segunda vez que la maestra constituiría una fuerza política en México—, a partir de julio recibiría financiamiento público.  

En el 2005, la chiapaneca, —quien en el 2013 fue detenida por presuntos desvíos de recursos, para luego ser absuelta cinco años después— fundó el Partido Nueva Alianza (Panal), que tras los comicios del 2018, cuando ganó el presidente Andrés Manuel López Obrador, perdió el registro partidista al no obtener al menos 3% de los votos en alguna de las tres elecciones federales realizadas: de presidente de la República, diputados y de senadores.

Actualmente, en fase de liquidación, el Panal apoyó en la elección presidencial del año pasado a José Antonio Meade, candidato del PRI.

Liderados por René Fujiwara Montelongo, los promotores de la actual organización civil y magisterial RSP hicieron campaña a favor de López Obrador; de hecho, su slogan es “Justicia & Honestidad. Por un proyecto alternativo de nación’’.

El nieto de Gordillo Morales no tiene empacho en declarar a los medios de comunicación que RSP surgió para respaldar el proyecto político de López Obrador, y que llegó la hora de ayudar, desde el Congreso de la Unión, a la concreción de la Cuarta Transformación.

Y es que si logra el registro en el 2020, el nuevo partido político de la maestra podrá contender, ya en el 2021, cuando se renovará la Cámara de Diputados, por diputaciones federales.

Por lo pronto, hace dos semanas, la agrupación cumplió con la realización de las 20 asambleas requeridas por ley, con al menos 3,000 asistentes cada una, para poder convertirse en partido político nacional.

Según los promotores del nuevo partido político, la organización ya rebasó el mínimo de 233,945 afiliados, puesto que su militancia suma más 300,000 ciudadanos.

El pasado día 20, al resolver la denuncia interpuesta por Juan Iván Peña Neder, dirigente sustituido de RSP, inconforme con la decisión del INE de reconocer a Fernando González Sánchez como presidente de la asociación civil, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación falló también a favor del yerno de Elba Esther.

“Se reconoce a José Fernando González Sánchez el carácter de presidente de la organización Redes Sociales Progresistas, Asociación Civil”, dictaminó la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos y avaló el Consejo General del INE los primeros días de noviembre.

Desde Aguascalientes, al encabezar la asamblea estatal número 20, el pasado día 8, Fernando González, acompañado por su esposa Maricruz Montelongo Gordillo, expresó:

“El liderazgo y el cariño de mi suegra Elba Esther Gordillo, además de su congruencia política, es un crisol que nos fortalece. Somos una familia que ha contribuido a la construcción del poder y al ejercicio de la política en México. Hemos ayudado y, a veces oponiéndonos, hemos sufrido consecuencias”.

El pasado 23 de marzo, la maestra asistió a una comida con maestros en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, a propósito de la primera asamblea estatal de RSP.

politica@eleconomista.mx