Luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador pidiera que sean investigados los créditos otorgados por Nacional Financiera (NAFIN) y el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext), cuando supuestamente los titulares de estos órganos eran Enrique de la Madrid Cordero y Alejandro Díaz de León, para la compra de la planta Fertinal, éste último rechazó estar involucrado en la transacción.

El actual gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, rechazó los señalamientos al argumentar que “las fechas son muy importantes; los créditos a los que se hacen mención fueron autorizados por los órganos de gobierno correspondientes de Bancomext en octubre de 2015; yo ingresé a Bancomext el 25 de noviembre”, aclaró en una conferencia de prensa.

Y es que más temprano, durante su conferencia matutina llevada a cabo en Torreón, Coahuila, López Obrador se refirió al tema al señalar que dio instrucciones de que se ventile “cómo se dieron los créditos porque fue Nacional Financiera y el Banco de Comercio Exterior, un hijo del expresidente De la Madrid era el de Nacional Financiera, del Banco de Comercio Exterior, y el actual gobernador del Banco de México también, estaba en Hacienda y luego fue director del Bancomext cuando estos créditos. Entonces sí es un asunto que amerita ser tratado”.

Además, López Obrador reprochó que el exdirector de Pemex, Emilio “L”, no haya incluido la compra irregular de la planta de fertilizantes Fertinal en la denuncia de hechos que presentó ante la Fiscalía General de la República (FGR), como testigo colaborador.

“Está peor el otro asunto que no señala por cierto (Emilio “L”)... de manera inexplicable, por eso hay que ir al fondo, otra planta de fertilizantes que compraron en el mismo tiempo, que se pagaron también como 9,000 millones de pesos, ahí está la deuda”, señaló el mandatario.

“¿Saben quiénes daban los créditos para todo esto? La banca de desarrollo: Nacional Financiera, el Banco de Comercio Exterior”, agregó el presidente, quien dijo que su gobierno interpuso una denuncia ante la FGR para que se investigue este caso.

En tanto, Altos Hornos emitió un comunicado para indicar que no existen nuevos accionistas en la empresa y que no se ha comprometido a pagar 200 millones de dólares “de un supuesto sobreprecio” en el caso Agro Nitrogenados.

maritza.perez@eleconomista.mx