Más de 28,000 personas han firmado un desplegado que se ha difundido este fin de semana por medio de redes sociales en apoyo al presidente Andrés Manuel López Obrador con la finalidad de responder al texto titulado "En defensa de la libertad de expresión", en el cual miembros de la comunidad intelectual, científica y cultural de México mostraron su preocupación por el estado de la libertad de expresión en el país.

En el texto, "Por la libertad, contra los privatizadores de la palabra", promovido por Rafael Barajas "El Fisgón", se argumenta que la amplia y libre difusión que ha alcanzado el desplegado con 650 firmas de la comunidad intelectual "de marras niega de manera contundente su principal aserto: que la libertad de expresión está 'bajo asedio'".

Asevera que en los 21 meses transcurridos desde el 1 de diciembre de 2018 nadie ha sido presionado al silencio por el Ejecutivo Federal, "ningún informador u opinador ha sido hostigado, despedido, detenido, procesado, torturado, desaparecido o asesinado por consigna de la Presidencia y el debate público está más vivo y vibrante que nunca en la historia moderna del país".

"Lo que es claro es que los firmantes querrían suprimir ese debate, amordazar al Presidente y reinstaurar el monólogo y la verdad única que imperó hasta hace dos años bajo el corrupto régimen neoliberal y el aparato mediático oligárquico en el que muchos de los firmantes aparecían como amos y señores del pensamiento, el análisis y la crítica y que imponía un monólogo legitimador de saqueos, violencia de Estado, corrupción, frivolidad y desaseo electoral".

El documento que dicen sus autores que fue abierto a firmas desde las 14:00 del viernes 18 de septiembre y que hasta las 9:00 horas de este domingo "contaba con 28,000 firmas" acusa a los autores del otro desplegado de que no pueden demostrar un solo acto de censura, "porque no lo ha habido". 

"Su único argumento es una sanción administrativa impuesta a la empresa editora de Nexos, no por lo que se publica en ella sino porque falsificó un documento del Infonavit", aseguran en el texto. 

Acusan que la "supuesta" defensa de la libertad de expresión es un "intento por sacar del debate la voz presidencial".

"Ante quienes operaron como privatizadores de la palabra, celebramos y defendemos con toda convicción la irrestricta libertad de expresión y el estado de derecho que el Ejecutivo federal impulsa en el país. Tras décadas de criminalidad gubernamental, éstos que eran anhelos empiezan a convertirse en realidad. Que los firmantes del texto comentado hablen con plena libertad y que no pretendan callar a nadie. Su abusivo monopolio de la opinión pública ya terminó y no volverá nunca", concluye el documento compartido por la plataforma Google Forms.