El coordinador del PRI en el Senado, Emilio Gamboa, admitió que las acciones que hasta ahora se han llevado a cabo en el país para superar el rezago y la pobreza en el campo son insuficientes, por lo que su grupo parlamentario impulsará reformas para dar certidumbre a los campesinos.

En tanto, el coordinador del PRD, Miguel Barbosa, urgió a tomar medidas de inmediato o de lo contrario el colapso económico en el campo será inminente.

Mediante un comunicado, Gamboa Patrón expuso que superar el rezago acumulado durante décadas en el campo requiere de acciones concretas y propuestas que vayan más allá de lo que hasta ahora se ha hecho, pues el sector es de seguridad nacional.

Se comprometió a promover políticas públicas para dar certidumbre a los campesinos sobre qué producir, a qué precios vender y quién les va a comprar, además de contar con estrategias de canalización de bienes públicos para que los productores tengan acceso a la infraestructura productiva, un mejor control fito y zoosanitario y acceso a insumos como fertilizantes y semillas.

Consideró que el campo tiene que volver a ser parte del desarrollo nacional, por lo que urge restaurar la justicia, la igualdad y las capacidades productivas.

No obstante, argumentó que en el primer semestre del año pasado se registró un saldo positivo superior a los 180 millones de dólares en el campo, pero se requieren todavía cambios importantes.

Incluso opinó que los cambios legislativos que se realizaron en materia laboral, educativa, hacendaria, de telecomunicaciones y energética favorecerán a los 30 millones de mexicanos que viven del sector agropecuario.

Miguel Barbosa, por su parte, en un posicionamiento del PRD, afirmó que en lo que va de este sexenio, el campo no ha sido objeto de la atención del Gobierno Federal o del Legislativo, por lo que su abandono es histórico y su atención es urgente.

tania.rosas@eleconomista.mx