El Grupo Parlamentario del PRD en el Senado de la República presentó un paquete de iniciativas con el fin de eliminar la inmunidad constitucional y la renovación del juicio político.

Tal como se encuentra regulado constitucionalmente en la actualidad, el fuero o inmunidad procesal se ha convertido en un incentivo constante para la corrupción política más que en un medio legítimo para proteger a la función pública , se lee en el documento presentado ante el pleno del Senado de la República.

De acuerdo con el documento, la iniciativa busca que la determinación judicial de la responsabilidad penal de un servidor público no quede supeditada a la resolución previa y discrecional de un órgano político.

Para los cambios, el PRD en el Senado propone la redefinición del juicio político, ello a través de la creación de una instancia de responsabilidad política que se refiera a la legitimidad de un funcionario para continuar en su encargo, al margen de la legalidad de sus actos.

La iniciativa plantea la modificación integral del Artículo 110 para establecer un nuevo esquema de juicio político, cuyo objeto sería confirmar o revocar en su encargo al servidor público que, por sus acciones u omisiones directas o indirectas, vea cuestionada su legitimidad, pierda la confianza que le fue conferida cuando en su nombramiento haya intervenido el Congreso de la Unión o afecte la institucionalidad democrática del Estado.

Los senadores plantean respetar la garantía de audiencia del servidor público, tanto en la fase de investigación como en la que propiamente corresponde al juicio. Ante los diputados, el funcionario presentaría sus alegatos a la comisión que estudie la acusación; ante el Senado, sería escuchado en sesión especial.

El proceso -argumentan los legisladores- iniciaría con la acusación que presente cualquier persona física o moral de nacionalidad mexicana ante la Cámara de Diputados.

[email protected]