Durante el 2019, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) abrió 3,723 expedientes por violaciones a los derechos humanos de las personas en contexto de migración, además de recibir, al menos, 808 quejas.

A través de su último informe de labores, la CNDH, a cargo de Rosario Piedra Ibarra, detalló que durante el año pasado integrantes del órgano realizaron 1,530 visitas a estaciones migratorias en las que se atendió a 142,468 personas extranjeras, lo que derivó en 689 quejas.

Las visitas en su mayoría tenían la finalidad de que se proporcione a las personas migrantes atención médica, psicológica, información sobre su situación jurídica migratoria, derecho al debido proceso migratorio, alimentación, enseres básicos de limpieza y aseo personal, colchonetas limpias, acceso a comunicaciones telefónicas, ampliación de declaración ante el Instituto Nacional de Migración (INM), inventario de bienes, supervisión de trámites de repatriación, y acceso a mecanismos de denuncias ante las autoridades competentes, explicó la CNDH.

Asimismo, realizaron 275 visitas a lugares dependientes de una autoridad diferente de la migratoria, como son hospitales, centros de atención a niños, niñas y adolescentes y procuradurías locales. Ahí atendieron a 4,125 personas y se generaron al menos 16 quejas.

Por otra parte, al revisar casas o albergues para migrantes, en donde atendieron a 51,396 personas, sumaron otras 44 quejas. Mientras que al visitar lugares de tránsito de personas en contexto de migración, como plazas públicas o vías ferroviarias, en donde ubicaron a más de 50,067 personas, se recabaron ocho quejas.

De acuerdo con la CNDH, las dependencias que más recibieron quejas por presuntas violaciones de derechos humanos en contra de migrantes fueron: el Instituto Nacional de Migración; la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar); la Policía Federal (PF), y la Fiscalía General de la República (FGR), entre otras.

De las posibles violaciones a los derechos humanos cometidos contra los migrantes, destaca la omisión al resolver respecto de la situación jurídica migratoria; practicar de manera negligente las diligencias; omitir brindar asesoría jurídica e información sobre el desarrollo del procedimiento; emplear arbitrariamente la fuerza pública, y omitir brindar protección y auxilio.

Además, la CNDH solicitó en 74 ocasiones la adopción de medidas cautelares para salvaguardar la integridad física y psicológica de migrantes, a fin de evitar daños inminentes y de imposible reparación. Dichas medidas precautorias fueron elevadas a diversas autoridades de los tres ámbitos de gobierno.

Amnistía Internacional.

El fin de semana, Amnistía Internacional denunció los impedimentos que han sufrido organizaciones sociales para visitar estaciones migratorias en el sur de México, en el marco de la llegada de cientos de migrantes que integraban la llamada caravana 2020.

[email protected]