La Fiscalía General de Justicia de la CDMX prevé imputar los delitos de homicidio, lesiones y daño a la propiedad contra quienes resulten responsables del colapso de uno de los tramos elevados de la Línea 12 del Metro, ocurrido el 3 de mayo pasado, que ocasionó la muerte de 26 personas y un centenar de heridos.

Ulises Lara López, vocero de la fiscalía general la capital indicó que las coordinaciones generales de Investigación Forense y Servicios Periciales, de Investigación Territorial y de Asesores abordaron todas las líneas de investigación posibles para formular una teoría del caso por los delitos.

“Asimismo, la fiscalía conformó un equipo profesional de judicializadores que ha avanzado en el estudio de la información documental y la legislación vigente. Todo ello, con el propósito de obtener la reparación integral del daño para las víctimas directas e indirectas, además de garantizar la no repetición de hechos tan lamentables como los ocurridos la noche del 3 de mayo”, detalló el vocero.

El vocero también indicó que el informe entregado por la empresa DNV se tomará en cuenta con la finalidad de allegarse de la mayor cantidad de elementos posibles en la integración de la indagatoria.

Lara López indicó que el informe de la fiscalía sobre las imputaciones se dará a conocer una vez que acaben las indagatorias para lo cual no precisó una fecha específica.

El último informe de DNV, además evidenciar que el colapso del tramo elevado fue por el pandeo de las vigas norte y sur a consecuencia de falta de pernos funcionales, se encontraron prácticas de soldaduras deficientes, especialmente las relacionadas con el uso de barras de acero como material de relleno de la soldadura.

La calidad y desempeño, es decir las pruebas de tensión y flexibilidad de las soldaduras de los personas que DNV inspeccionó y probó, no cumplieron con los requerimientos necesarios.

ivan.rodriguez@eleconomista.mx