Se trabaja para romper un ciclo intergeneracional de pobreza y hambre, y hacer de México un país más equitativo e igualitario, expuso el mandatario Enrique Peña Nieto.

En el 200 aniversario luctuoso de José María Morelos, en Ecatepec, Estado de México, el Ejecutivo reconoció que abatir la desigualdad es uno de los mayores retos que enfrenta México en el inicio del siglo.

Dijo que frente a este desafío, el compromiso social de Morelos debe ser guía y ruta para las democracias en los tiempos actuales.

Destacó que la grandeza de Morelos radica en que convirtió sus valores en principios legales e institucionales, que hoy son fundamento de una nación libre e independiente.

Morelos sabía que la verdadera victoria estaría en el terreno de las ideas y de los principios. Por ello, en 1813 convocó a un Congreso en la Ciudad de Chilpancingo y le entregó Los Sentimientos de la Nación, es decir, los principios fundamentales sobre los que debía cimentarse la nueva nación .

Peña indicó que la obra e ideales de Morelos han trascendido el tiempo y hoy siguen presentes. Además, que México es una nación de instituciones, con una efectiva división de poderes y cuya soberanía radica en el pueblo.

Defendió que siguiendo el legado de Morelos, hoy se impulsa un México en paz, con derechos, leyes e instituciones.

Dijo que se busca consolidar una nación más justa y por ello se moderniza la justicia penal e impulsa la justicia cotidiana, para que todo aquel que lo requiera tenga un tribunal que lo escuche, lo ampare y lo defienda.

Hoy, México es un país libre e independiente, es una República dueña de su propio destino como la vislumbró Morelos , aseguró el político del PRI.

mfh