El candidato a la Presidencia de la República, Ricardo Anaya, dijo que no hay temor de su parte ante la ola de violencia por la cual han sido ultimados diversos candidatos a puestos de elección popular, pues dijo, “el que nada debe, nada teme”.

“Yo no tengo equipos de seguridad, recorro el país con enorme tranquilidad, convencido en que hay que estar cerca de la gente, yo no pido seguridad para mí, yo pido seguridad para los ciudadanos, para que el 1 de julio todos puedan salir a votar con absoluta libertad”, dijo.

En Aguascalientes, en un evento de campaña que incluyó un espectáculo de lucha libre, el candidato de la coalición Por México al Frente coincidió a su vez con el llamado hecho por el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, quien pidió a los candidatos mantener la civilidad y que se mantengan las condiciones de gobernabilidad y seguridad en el actual proceso electoral.

“Yo he hecho un llamado reiterado a que evitemos cualquier manifestación de violencia. Por su puesto que las campañas son una oportunidad para contrastar propuestas, contrastar puntos de vista pero siempre debe ocurrir en un ambiente absolutamente pacífico, ese es nuestro llamado”, declaró.

En otro tema, el aspirante presidencial desestimó buscar algún acercamiento con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación como lo hizo el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, ya que, dijo, el llamado de unidad a su campaña es hacia las personas y no hacia estructuras ya establecidas.

“Nuestro acercamiento es con la gente que de buena voluntad quiera construir, no con estructuras corporativas, (...) los maestros y las maestras son libres”, enfatizó.

En este sentido, Anaya se comprometió ante unos 10,000 simpatizantes a que de llegar a ser presidente modificará la implementación de la reforma educativa haciendo énfasis en la “capacitación y formación” de los maestros.